Cólicos del lactante

Cólicos del lactante

Los cólicos del lactante se dan en los primeros meses de vida, durante los tres primeros generalmente, ellos nos lo demuestran a través del llanto, con periodos que pueden ser tan largos que nos angustiemos, pero esto no debe preocuparnos si a lo largo del día el bebé se muestra sano y feliz.

No se sabe con exactitud qué produce los cólicos del lactante, que se diagnostica si los síntomas, el llanto, la sensación de que algo les duele, enrojecimiento general, gases, etc., se repiten más de tres días por semana. Mi bebe los tuvo durante un tiempo y se producían siempre a la misma hora, a partir de las siete de la tarde.

Algunos especialistas sostienen que los cólicos del lactante se deben a un sistema gastrointestinal inmaduro, otros que se debe a la acumulación de estrés, y sucede lo mismo, el sistema nervioso del pequeño no está desarrollado del todo. Hay que descartar causas así que si este fuera el caso hay que relajar al bebé para que las molestias remitan. Podemos probar con un baño relajante, la temperatura del agua debe estar entre 22º C y 27º C, y la temperatura de la habitación sobre 22º C. Pero hay que tener en cuenta que el baño no debe ser muy largo, con cinco minutos será suficiente.

Después podemos hacerle un masaje con aceite de almendras dulces o con crema hidratante para bebes, en el mercado hay muchas para elegir, personalmente me decanto por las que tienen un olor especial, pues también es un factor a tener en cuenta. La que uso con mi bebé huele como los muñecos de goma y la textura es parecida al aceite pero sin engrasar. Seguidamente le daremos la cena y si le vemos relajadito y a gusto, a dormir.

Los cólicos también pueden ser por otros motivos, si le das el pecho le transmites parte de esos gases por tú alimentación. Debes evitar comer verdura cruda y no comer algunas de la familia de la col, como la coliflor, las coles de Bruselas… en el caso de las legumbres como la judía blanca o los garbanzos, no sucede igual porque al cocinarse produce menos gases.

Si aún así persisten los cólicos, como le sucedía a mi bebé, sé insistente con el pediatra, lo primordial es quitar las molestias a nuestro hijo y los profesionales de la salud no siempre aciertan a la primera con el tratamiento adecuado. Si otras mamás te recomiendan lo que ha funcionado con su bebé, siempre será positivo que lo comentes con el pediatra antes de ponerlo en práctica.

Lo que muchos bebés comparten, es que los brazos de mamá o papá (quien este más tranquilo de los dos) son un buen relajante.

Foto | Niderlander

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...