Ciclo de teatro para bebés

Arte escénico basado en el método Delcroze

Ya ha comenzado la programación de Navidad del tercer ciclo de teatro para bebés en el Teatro Tyl Tyl de Navalcarnero (Madrid). Este ciclo de actos, basado en el método Dalcroze, está dedicado a bebés desde los seis meses de edad y hasta los niños de cinco años.

Como os comentamos en el post Educación Musical, el método Dalcroze se basa en la idea de que los niños experimenten la música a través de la mente y de los movimientos guiados o espontáneos, estableciendo una relación consciente entre cuerpo y mente. Así que la música, la danza y el arte escénico se fusionan en este ciclo de teatro para bebés con la finalidad de estimular sus sentidos.

El ciclo está muy avanzado, han realizado distintas obras y la actual es Ulular, que se podrá ver el próximo domingo 29 de noviembre y el domingo 13 de diciembre, la duración es de 45 minutos. Las entradas, al precio de 6 euros, se pueden reservar y adquirir en El Corte Inglés.

Os transcribimos la sinopsis para que os hagáis una idea de lo maravilloso que puede ser presenciar esta obra de teatro junto a tu pequeño:

Como dice Bachelard: soñar el todo y percibir las partes. Se busca que el espectador pueda tener esta experiencia: ver un solo elemento en escena del que surgen los demás con el juego de la acción. Para este cometido nos hemos apoyado en un diseño escenográfico de un mundo que se despliega ante el abismo interior de la primera infancia donde la ensoñación es una realidad muy importante. El trabajo sobre la técnica del pop up y la elaboración de imágenes videográficas constituyen una columna vertebral de la puesta en escena para este lenguaje.

Este trabajo se realizó después de un período de observación y reflexión en nueve escuelas infantiles de Getafe a lo largo de todo un curso. Dicha observación nos llevó a percibir la convivencia entre el abismo interior de cada individuo y el entorno cotidiano constituido por el mundo afectivo y asistencial en el que crece. De esta manera surgen los personajes de dos cocineros que a la vez que hacen el pan, amasan y cocinan un mundo abismado en su propia ensoñación en el que crecen árboles, animales, un río, una casa tranquila… Todo esto sucede mientras se cuece el pan que al final del espectáculo es ofrecido a los espectadores para compartir el pan y la ensoñación. Lo sagrado y lo profano conviven en el conocimiento del mundo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...