China podría abandonar la política del hijo único

Control natalidad en China

Aunque parezca sorprendente, China podría abandonar la política del hijo único, política que tantos problemas ha traído al país debido al sexo del bebé. Recordemos que el año pasado China prohibía conocer el sexo de los fetos, la razón era el elevado número de abortos que se producían cuando se detectaba que el hijo que se esperaba era una niña. Como sabemos, la preferencia en el país asiático es tener un bebé varón, algo que provocó además de los abortos, un elevado número de abandono de recién nacidos cuando eran del sexo femenino.

Ha llovido mucho desde que se emitió el famoso reportaje titulado ‘Las habitaciones de la muerte’, reportaje que queremos volver a recordar y que podéis ver tras el salto, para comprender un poco mejor el problema creado a finales de los años 70 (1979) cuando los expertos aconsejaron al gobierno chino realizar un control de natalidad, es decir, la implantación de la política del hijo único. Consecuencia de esta nueva medida se abandonaron cientos de miles de bebés del sexo femenino. Actualmente ya no es así, pero esta política sigue causando problemas. Ahora China podría abandonar la política del hijo único y de momento ya ha planificado el levantamiento de la medida en cinco provincias cuya tasa de natalidad es reducida.

Son sólo proyectos piloto, pero es un primer paso, permitir a las familias que puedan tener dos hijos reducirá significativamente los casos de aborto o los abandonos que todavía se realizan, especialmente en las zonas rurales. Retomando la noticia, por el momento se abandonará la política del hijo único en las provincias de Shanghai y Beijing en el 2011, otras cuatro provincias lo harán en el 2012 y la derogación de esta política a nivel nacional podría hacerse efectiva a partir del año 2013 o 2014, suponemos que todo dependerá de los resultados obtenidos en los proyectos piloto.

A través de EcoDiario podemos saber que el severo control de natalidad implantado ha impedido al menos el nacimiento de 400 millones de niños, deberíamos añadir otros datos que podemos imaginar, pero que no constan evidentemente, abandonos, abortos… Es evidente que cuando se implantó la política se pretendía contener el crecimiento poblacional para garantizar la alimentación y otras cuestiones, pero quizá hubiera sido más factible otro tipo de política y evitar todo lo sufrido por los bebés recién nacidos del sexo femenino.

El caso es que al final se ha producido un desequilibrio de sexos, quién sabe, a lo mejor en breve se premiará a los habitantes que tengan niñas dando un giro radical a la necesidad de tener un bebé varón.

Foto | Peron

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...