Casos es los que se debe prohibir la lactancia materna

Si bien es mundialmente conocido que la lactancia materna es la mejor de las opciones para el recién nacido debido a una gran cantidad de motivos, también es cierto que hay muchas otras ocasiones en la que esta alimentación con leche de la madre está desaconsejada, por lo que a las madres se les prohíbe amamantar a sus bebés por consejo médico.

Los casos en los que las mujeres no deben amamantar a sus bebés son por ejemplo en circunstancias en los que la mujer sea portadora de enfermedades contagiosas tales como el VIH, en caso de muerte fetal, en ocasiones en las que la mujer tome alguna medicación peligrosa para el recién nacido o que padezca alguna enfermedad que contraindique la práctica de la lactancia, como las enfermedades musculares o la miastenia grave, además claro, en se prohíbe en casos en los que la madre sea fumadora, alcohólica o adicta a las drogas.

La información ha sido otorgada por la doctora Margarita María Crespo, ginecobstetra experta en lactancia que indica que en algunos de estos casos la única forma de pensar en la lactancia es con el uso de ciertos medicamentos formulados por el médico tratante y añade:

“Hay diferentes pastillas, y de acuerdo a la dosis, tardará la inhibición total de la lactancia. En una semana, aproximadamente, la mamá dejará de producir leche materna”.

Es importante en todos los casos consultar con especialistas ya que en ocasiones no es necesaria la prohibición sino la disminución de la lactancia, ya que es un proceso que la madre necesita para evitar problemas como la mastitis, que es la inflamación de los conductos mamarios por infección. Si en cualquiera de los casos la madre no pudiera dar el pecho a su niño hay medicinas que disuelven la leche y disminuyen la producción por lo que se evita el dolor y la inflamación de los senos. En muchos casos algunas madres solicitan este fármaco por propia elección ya que desean no darle el pecho a sus bebés por diversas cuestiones, como la estética.

El doctor Carlos Arturo Díaz, ginecobstetra mastólgo explica al respecto:

“otro grupo de mamás que solicitan suspender la lactancia son aquellas que regresan a su trabajo tras los tres meses de la licencia de maternidad y las que desean llevar a cabo el destete, porque saben que sus hijos no se están alimentando, sino que están haciendo uso del seno para otras funciones, como arrullarse”.

Lo cierto es que tomar los remedios para inhibir la lactancia materna también puede suponer complicaciones y efectos secundarios como mareos, dolor fuerte en las glándulas mamarias, secreción de leche, náuseas, dolor corporal y malestar general además de posibles infecciones en las mamas.

Vía | abc del Bebé
Foto |  crystalohara de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...