Cambio del pañal, consejos

cambio del pañal

Para muchos el ser padres es algo totalmente nuevo, y muchas veces uno de los principales miedos es el temido momento del primer cambio de pañal. Realmente es algo muy fácil, aunque es normal que si no se ha hecho nunca surjan algunas dudas, pero una vez que se hace por primera vez uno se da cuenta que no es tan difícil, y que además será la actividad que más repetirás con tu bebé ya que habrá que cambiarle cada vez que esté sucio o mojado.

Algunos consejos previos son elegir un lugar con una temperatura adecuada y sin corrientes de aire, lavarse las manos antes y después de cambiarle el pañal y tener siempre a mano lo que vas a necesitar, para no tener que dejar al bebé solo en ningún momento.

Los pasos a seguir para cambiar pañales son muy simples, desabrochar el cierre del pañal y no quitárselo inmediatamente porque frecuentemente orinan en el momento en que se desabrocha por lo que es mejor esperar unos segundos, si el pañal no está sucio no hay porque desecharlo ya que el velcro del pañal puede volver a pegarse, en caso de que esté sucio se levanta al bebé por las piernecitas cogiéndolo por los pies y colocando un dedo entre sus tobillos, no hay que tener miedo ya que esta postura no les hace ningún daño, y con una toallita húmeda retirar la suciedad arrastrando hacia el pañal.

Para limpiarle hay que tener en cuenta que es diferente si es niño o niña a la niña siempre hay que limpiar de delante hacia atrás mientras que al niño deberás pasar la toallita por los pliegues de los muslos y los genitales cuidadosamente de atrás hacia delante.

Al retirar el pañal sucio hacerlo con cuidado ya que al no dejar de moverse puede ensuciarse las piernas, si es posible deja al bebé un rato desnudo para que pueda patalear cosa que les encanta y así el culito se airea y seca bien después de cambiar el pañal. Mientras enrollas el pañal y utilizas los extremos de velcro para cerrarlo y tirarlo a la basura.

Por último aplicar una crema protectora para evitar irritaciones, abrir el pañal limpio volver a levantar al bebé por las piernas igual que antes y deslizar por debajo de su cuerpo la parte que tiene el velcro, en los pañales es fácil distinguir la parte de delante porque suele llevar algún tipo de dibujo que te lo indica, después separa las piernas del niño y pasa la parte delantera del pañal, extiéndelo hasta su cintura centrándolo bien para evitar escapes de orina y cierra de un lado y tensándolo pega el otro lado. Y ya habrás acabado de cambiar el pañal.

Con el tiempo llegará a ser algo que harás de una forma mecánica así que ánimo y a practicar.

Foto | Monkey Business

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...