Besar a los bebés ¿Qué tan conveniente es?

Lo que pudiera considerarse como un acto de amor, puede convertirse en un riesgo latente para salud del niño. Besar al bebé en la boca es una práctica que tiene muchos detractores por sus posibles riesgos,

Por qué evitar los besos en la boca del bebé

Los bebés inspiran tanta ternura que a veces resulta inevitable “comérselos” a besos. Las mamás, principalmente, suelen demostrarles su amor besándolos frecuentemente en las mejillas, frente, cabeza, manitas, barriga y hasta en la boca. No obstante, se estima que esta práctica puede desatar ciertas enfermedades al niño. El tipo de beso más cuestionado es el dado en la boca y-ciertamente-puede acarrear riesgos para su salud. Así lo han corroborado los pediatras y los testimonios de algunas madres que han visto a su hijo enfermarse tras recibir un beso en la boca. 

¿Qué puede pasar si besas a tu bebé en la boca?

Son muchas las enfermedades que son transmitidas a través de bacterias contenidas en la saliva. Al besar al bebé en la boca o muy cerca de ella, lo exponemos al contagio, puesto que su sistema inmunológico está vulnerable y en proceso de desarrollo. Así puede contraer desde una gripe, hasta afecciones gastrointestinales, aftas bucales, caries y patologías de mayor cuidado como un herpes neonatal. Este último es conocido como la enfermedad del beso y puede resultar mortal dada la debilidad de las defensas del pequeño.

Los síntomas comunes de este herpes son fiebre, ganglios linfáticos inflamados, náuseas, vómito y fatiga. Las estadísticas reflejan un significativo porcentaje de muertes por esta patología.

implicaciones a nivel psicológico y social

Además de los riesgos a la salud física, besar a los bebés en la boca es un acto que se presta a confundir al niño. Posiblemente crezca asumiendo que otras personas ajenas a la familia pueden besarlo igual, quedando expuesto a riesgos de abuso sexual.

Asimismo, sentirá confusión de roles, puesto que observará a los padres dándose besos en la boca como una demostración de amor de pareja que tiene connotación sexual. Al principio le costará entender porqué sucede igual con el hijo y con el padre. A medida que avanzan en edad, el hábito que se inició de bebé se extingue, generalmente porque aparece en el niño o niña la conciencia sexual y rechazan el beso, el cual pudiera llegar a ser estimulante.

¿Cómo evitar los peligros de besar a los bebés en la boca?

Ante los riesgos señalados, los especialistas recomiendan a los padres evitar esta clase de besos. Afirman que los vínculos afectivos y emocionales sólidos entre padres e hijos se establecen sin necesidad de este contacto oral. Con un beso en la cabeza, en la frente o en la mejilla, un abrazo o una palabra cariñosa se logra el acercamiento deseado sin riesgo. También es importante dar muestras de apoyo a los hijos para fortalecerlos psicológicamente.

Por otra parte, hay que aplicar medidas preventivas como no dejar restos de saliva en las mejillas del bebé, no estornudarles encima, lavarse las manos antes de cargarlo, no comer con su cuchara, no compartir el vaso y cuidar su higiene bucal.

Besar a los bebés en la boca. ¿Sí o no ?

A pesar de lo señalado, hay familias donde basándose en creencias particulares derivadas de su cultura, es común la costumbre de besar a los bebés en la boca sin que represente para ellos ninguna dificultad. Al contrario, la madre disfruta hacerlo como una muestra de afecto totalmente natural. Otras familias lo rechazan, considerándolo imprudente y poco sano. Tal situación hace que el tema sea objeto de debates y polémicas en la actualidad, dejándose a criterio de cada quien la decisión. Sin embargo, se ha hablado de muchos riesgos, entre ellos el de contagiar al niño con meningitis por besarlo en la boca. De allí que vale la pena consultar al pediatra y evitar peligros asociados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...