¿Bebé a bordo?

Viajar con niños es un rollo. O no, según se mire. En este artículo te damos una serie de consejos para hacer tus viajes en familia un poco más llevaderos. Escoge destinos cercanos y hoteles familiares y cómodos. No olvides llevar todo lo que tu bebé necesita y evita las temperaturas extremas. ¡Anímate a pasar las vacaciones con los tuyos!

Actividades acuáticas en familia

Uno suele pensar que la vida ociosa se termina cuando tiene un hijo. Desde aquí consideramos que esto es tremendamente injusto y te ofrecemos una serie de consejos para que no renuncies a una escapada de vez en cuando. Viajar con niños es distinto, el concepto “vacaciones” se modifica considerablemente, pero actualmente lo tienes más fácil que antaño. Cuentas con una variedad de modos de transporte de acuerdo con tus necesidades, al tiempo que los hoteles se adaptan cada vez más a los requisitos de los padres viajeros.

Si te desplazas en coche, una opción cómoda para estancias más prolongadas, no te despistes y lleva todo lo que tu hijo necesita. El coche te permite cargar con pañales y ropa infantil de sobra. No olvides algo de abrigo,  gorras, biberónes, baberos… en fín, todo lo que sabes que tu bebé requiere en su vida diaria. La silla en la que vaya sentado tiene que estar homologada y fuertemente sujeta al asiento central trasero. Debe adecuarse al peso del niño y resultarle cómoda. Evita las épocas de temperaturas extremas: no viajes con mucho calor o con mucho frío, puesto que el aire acondicionado del coche y los cambios de temperarura no son buenos. Lleva contigo ropa ligera que no sea sintética y que es mucho más cómoda. Junto con el equipaje, recuerda preparar un botiquín y unos cuantos juguetes que amenicen el viaje.

Hay quien prefiere olvidarse de conducir y coger un avión. Recuerda que un bebé no puede hacer viajes demasiado largos, por lo que te proponemos algo cerquita de casa. Existen algunas agencias de viajes que piensan en los desplazamientos familiares y que te ofrecen packs en hoteles especialmente pensados para el ocio intergeneracional, donde tanto padres como niños puedan pasar buenos ratos. A día de hoy puedes encontrar, por ejemplo, vuelos a Mallorca por precios bastante asequibles. Ya sea en Formentera, Menorca o Mallorca, las Islas Baleares son una opción económica y fácil para alejarte de la ciudad y disfrutar de unos días de relax en familia. Sobre todo si vas en verano, no olvides comprar crema de protección solar para tu bebé. Es mejor que no lo expongas al sol siendo muy pequeño, pero por si acaso no olvides embadurnarlo cada media hora y colocarle un gorrito que le proteja de insolaciones.

Tus hijos también disfrutarán de las vacaciones

Has visto que, si se toman las medidas adecuadas y se elige un destino adaptado, los hijos no son un impedimento a las vacaciones. Es verdad que los viajes a sitios con demasiada aglomeración o a grandes capitales no son los más idóneos, pero siempre puedes encontrar alternativas. Cada vez más, las guías de viajes incluyen apartados donde indican aquellos lugares o actividades ideales si se viaja con niños, por lo que ya no tienes excusa. Ellos se lo pasarán de lo lindo, y tú también.

Familia en la playa por mikebaird en Flickr

Niño en trampolín por Individuo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...