Banco de datos del labio leporino y el paladar hendido

Anomalías genéticas infantiles

En el marco de un proyecto denominado Cleft Collective, investigadores del Reino Unido van a crear el banco de datos del labio leporino y el paladar hendido más grande del mundo, se trata de un programa de investigación financiado por la Fundación Hearling y creado este año. A pesar de que los dos defectos genéticos son los más comunes del mundo (se cree que al menos uno de cada 700 niños sufre una de estas anomalías genéticas), poco se sabe sobre todas las causas que los provocan, son miles de niños los que están afectados por unos defectos que alteran funciones como el habla o la alimentación, además provocan problemas psicológicos y sociales.

Esta nueva investigación, considerada la más amplia y extensa para determinar las causas de estas anomalías, va a abordar tres cuestiones fundamentales, ¿cuál es la causa que las provoca?, ¿cómo afecta a los niños? y ¿cuáles son los mejores tratamientos? Para esta investigación los expertos esperan poder contar con una muestra de unos 5.000 niños y sus familiares, muchos de ellos ya han sido invitados a participar en ensayos clínicos y diversos estudios que son coordinados por la Unidad de Ensayos Clínicos de la Universidad de Manchester y el Hospital Infantil de la misma localidad. Otros expertos de diferentes áreas también colaboran en este estudio sobre el labio leporino y el paladar hendido, además de especialistas y psicólogos que ofrecerán apoyo y asistencia psicológica a niños y familiares.

Los investigadores esperan obtener algunas respuestas e indican que dentro de una generación van a poder responder a las preguntas antes citadas y relacionadas con las anomalías genéticas. Como sabemos, ambos problemas son causados por un defecto en el desarrollo facial durante la gestación del bebé, este defecto puede producirse en varias partes de la cara, oídos, nariz, mejillas, ojos, frente, aunque las zonas más comunes son el paladar y el labio superior. Los investigadores del proyecto Cleft Collective van a reunir y analizar el ADN (ácido desoxirribonucleico) de los niños que participen en el estudio, ya que se considera una de las claves para poder determinar las causas de los defectos. Aunque, por supuesto, se consideran de igual importancia otros factores que pueden causar las anomalías, como el estilo de vida de la madre o las causas medioambientales.

El labio leporino es una división en vertical producida en el labio superior, esta puede ser parcial o llegar hasta la nariz, llegando a provocar también su deformación, afecta a uno de los lados del labio o en los casos menos comunes a los dos. En el paladar hendido una brecha se desplaza a lo largo de la línea central del paladar extendiéndose desde la parte posterior donde están los dientes y pudiendo llegar hasta la cavidad nasal. Generalmente el paladar hendido se interpreta como una extensión del labio leporino, aunque en ocasiones se puede producir como un trastorno aislado. Como decíamos, ambas anomalías provocan complicaciones que hacen que los niños se enfrenten a verdaderos desafíos. Tanto el labio leporino como el paladar hendido se pueden tratar mediante cirugía de forma exitosa, sobre todo si la operación se realiza en los primeros años de vida de los pequeños.

Esperamos que la investigación iniciada llegue a buen puerto, el banco de datos del labio leporino y el paladar hendido será de gran ayuda para investigadores y especialistas médicos de todo el mundo.

Vía | BBC
Foto | Sabianmaggy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...