Balancín infantil Gymini

Tiny Love

En la fotografía podéis ver el balancín infantil Gymini de Tiny Love, marca israelí especializada en el mundo de los juguetes que promueven el desarrollo de los sentidos del bebé, y que ha logrado consolidarse a nivel internacional con su balancín infantil Gymini creado en 1993. Obviamente el balancín se ha renovado y actualizado constantemente, siendo hasta la fecha, uno de los balancines más vendidos en el mundo, la marca acapara el 25% de la cuota de mercado mundial en lo que respecta a balancines.

Pero, ¿qué es lo que tiene el balancín infantil Gymini que lo convierte en un producto de gran éxito?, como podemos ver en las imágenes, se trata de un balancín que cuenta con los colores, accesorios y funcionalidades adecuadas para contribuir en el desarrollo visual, el sentido del tacto, las habilidades motoras, la curiosidad, entretener y divertir al bebé, además de poder facilitarle un plácido y cómodo descanso.

El balancín infantil Gymini cuenta con un sistema de vibración modulable para acunar y relajar al bebé, los arcos desmontables proporcionan al pequeño diferentes juguetes que llaman su atención mediante sonidos, melodías y luces. Los arcos son ajustables y se adaptan al desarrollo del bebé, se pueden colocar en el frente o a los lados, del mismo modo se pueden mover los juguetes y ajustarlos para que estén al alcance del pequeño.

Colores y texturas juegan un papel muy importante en el desarrollo, por ello el balancín está fabricado con diferentes tipos de tejidos y los colores son alegres y vivos. El balancín se puede reclinar en distintos puntos para adaptarse a las necesidades de cada momento, si el bebé tiene que dormir tras haber tomado el biberón, bastará activar la vibración suave para que se duerma en el confortable y mullido asiento del balancín.

El balancín infantil Gymini se puede utilizar desde el nacimiento y a medida que avanza en cada etapa del desarrollo, los padres lo configuran según sus necesidades, en el primer mes el balancín se coloca en la posición más reclinada, los arcos y el arnés crean un entorno seguro que mantiene al bebé en su asiento, en esta etapa, el módulo de vibración será uno de los elementos más utilizados. De 1 a 3 meses de edad, la visión del bebé mejora y es el momento de proporcionarle las herramientas que facilitan su desarrollo, la música, los juguetes y las luces contribuirán a ello. Para facilitar un descanso y sueño sin distracciones los arcos se pueden desmontar fácilmente y con un simple clic.

De 3 a 6 meses de edad, los juguetes se acercan para facilitar el desarrollo motor, el bebé puede cogerlos e investigar. Para que no resulte monótono, los juguetes colgantes se pueden cambiar de ubicación para que el entorno siempre sea nuevo y despierte la curiosidad. En esta etapa será interesante tener a mano el mordedor para aliviar la salida de los primeros dientes. A partir de los 6 meses de edad, el balancín infantil Gymini se convierte en un centro de recreo y desarrollo en su plena expresión, el entretenimiento y la diversión estarán garantizados.

No es extraño que Gymini haya logrado obtener tantos reconocimientos y sea uno de los balancines más vendidos del mundo, puedes adquirir el balancín en tiendas de bebés por un precio que ronda los 110 euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...