Baby Boom en Corea del Sur

Kosians

Al parecer, se está produciendo un Baby Boom en Corea del Sur. Hace apenas unos años, el nivel de natalidad era tan reducido que incluso se había planteado la posibilidad de cerrar algunas salas de maternidad, pero como ha podido ocurrir en otros países europeos, la inmigración ha sido un factor clave para la recuperación de la natalidad. Corea del Sur ha recibido miles de inmigrantes de origen asiático, de China, de Vietnam… (mayoritariamente mujeres) el resultado ha sido un Baby Boom que ha obligado a las enfermeras de los centros de maternidad a aprender a decir “empujar” u otros términos relacionados con el parto en cuatro idiomas distintos.

No hay que sorprenderse de la gran afluencia de inmigrantes en Corea del Sur, hay que recordar que este país posee la decimotercera economía más grande del mundo, lo que se traduce en riqueza y nuevas posibilidades para quienes acuden allí buscando mejorar su situación, pero además, son muchos los coreanos que deben salir de su país en busca de una pareja. Hay que decir que antaño, en Corea del Sur existía una presión demográfica elevada, por lo que el Gobierno implantó una política de control de natalidad hace unos 60 años, el resultado fue una tasa de natalidad situada en un 0,6%, algo que como sabemos no es nada recomendable, ya que no garantiza el intercambio generacional, recordemos el post ¿Cómo aumentar la tasa de natalidad?

Un país necesita poder reemplazar a la población que tiene y según los cálculos, en Europa sería necesario alcanzar una tasa de natalidad en torno a los 2′1 hijos por mujer, cifra que dista mucho de la media europea actualmente situada en 1′38 hijos, con estos datos podemos imaginar que representaría un 0’6% en Corea del Sur. Por ello, en su momento el Gobierno de este país comenzó una política de natalidad que revirtiera el acelerado envejecimiento de la población, con ello se logró alcanzar un 1’08% de media y actualmente está se establece en 1’22 hijos por mujer en edad fértil.

Sin embargo, el Baby Boom que se está experimentando en Corea del Sur no parece ser aceptado por la sociedad del país y no está sujeto exclusivamente a la nueva política de natalidad. La preferencia por tener hijos varones ha dado lugar a una alta tasa de jóvenes que buscan pareja en otros países asiáticos dado que la tasa de mujeres nativas del país es muy reducida, esta es una de las consecuencias de la famosa política del hijo único combinada con la preferencia de tener un bebé varón. El resultado es un incremento del número de niños nacidos a los que se les denominan Kosians (mezcla de coreanos y asiáticos). Niños que parecen no ser muy bien aceptados por la sociedad coreana al existir ciertos prejuicios que podríamos considerar raciales, pero esto es algo que indudablemente debe cambiar.

De momento, los nacimientos de bebés kosians representan sólo un 1% de la población infantil menor de 19 años, pero de seguir incrementándose el número de matrimonios multiculturales, para el año 2020, uno de cada nueve niños nacidos serían fruto de un matrimonio multicultural. Esta tendencia se incrementaría significativamente en las zonas rurales de Corea del Sur, llegando a ser el 49% de los niños fruto de este tipo de matrimonios.

El incremento de los nacimientos y el doble origen étnico de los niños han provocado una reflexión a nivel nacional, especialmente en aquellos sectores nacionalistas, sin embargo, varios expertos y especialistas del país recomiendan aceptar de buen grado los matrimonios multiculturales y los niños denominados kosians, ya que mejorarán significativamente la tasa de natalidad del país garantizando el reemplazo generacional.

Vía | New York Times
Foto | Dolmang

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...