Ayuda a tu hijo a tener más amigos

A los niños les puede costar un poco hacer amigos, os damos algunas pautas si ese es vuestro caso.

Quiero comenzar este post haciendo una pregunta: ¿es necesario ayudar a nuestros hijos a que hagan más amigos? Si nuestro hijo tiene amigos en el cole, en las actividades extraescolares, en el parque o en cualquier sitio donde a la hora de jugar entable relaciones saludables de juego con otros niños, evidentemente no. Pero a veces, por varios motivos, a los niños les cuesta hacer amigos. Es entonces cuando los padres pueden adoptar algunas pautas que le ayuden a mejorar esa relación con otros niños.

También es cierto que todo dependerá de si tenemos un hijo o varios, ya que los hijos únicos suelen aprender a entretenerse solos muy bien, pero los expertos siempre recomiendan que los niños deben jugar también con más niños. Además, en los primeros años de vida, normalmente el niño suele entretenerse mucho con los padres, los abuelos o los hermanos. No obstante, a partir de los seis años, los amigos comienzan a jugar un papel importante en su vida.

¿Cómo ayudarles a que sus relaciones con otros niños sean buenas? Para que nuestro hijo tenga una buena base para hacer amigos es importante que tenga buena autoestima, confianza en sí mismo y en los padres y seguridad. Todo ello se puede conseguir con diferentes pautas. Por ejemplo, cuando en los primeros años de vida los padres lo llevan al parque y le dejan jugar con niños que no conoce, deben quedarse donde su hijo les vea, para que sientan su presencia y de esa manera darles seguridad.

También es recomendable invitar a algunos amiguitos, con los que mejor congenia el niño, a casa, para que jueguen y se diviertan. Eso sí, siempre mejor pocos niños para que el pequeño no se agobie y para que vaya adquiriendo confianza en sí mismo. Por otro lado, cuando hace nuevos amigos, hay que elogiarle, para que vea que es bueno tener amigos. También deben ver en los padres, para aprender, una conducta sociable educada, cariñosa y respetuosa. Es decir, debemos enseñar con el ejemplo.

Por último, además de fomentar la autoestima de nuestro hijo con diferentes pautas, no debemos pronunciar palabras que pueden marcar su carácter. Es decir, no hay que decirle a un niño que es tímido, porque puede acabar siéndolo, ni miedoso, ni vergonzoso, ni ningún calificativo que no queramos que sea una parte de su carácter. ¿Habéis necesitado estimular a vuestro hijo para que tenga más amigos? ¿De qué manera? ¿Queréis compartir algún consejo con nosotros?

Foto |Bichuas (E. Carton)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...