Ayuda a tu bebé para que fortalezca sus defensas

Un bebé hoy en día necesita fortalecer sus defensas para que puedan mantenerse saludables

Fortalece las defensas de tu bebé con estas técnicas

Los padres siempre aspiran que sus hijos estén saludables, razón por la cual permanecen en constantes cuidados. Establecer parámetros para mantenerlos protegidos ha sido su tarea, sin embargo no escapa en algún momento la posibilidad de enfermedad lo que indica, la caída del sistema inmunológico.

Las defensas de un bebé y de cualquier persona se enfocan en el sistema inmunológico. Este sistema del cuerpo se dispone contra las infecciones, que por medio de un mecanismo combate los micro-organismos que invaden de forma negativa, antes de que dañen los sistemas. Por esto la ayuda a tu bebé para que fortalezca sus defensas es crucial.

Las defensas bajas y sus señales indicativas

Si las defensas “están bajas” el cuerpo humano tiende a desarrollar enfermedades. La idea es fortalecer las defensas por el bienestar de la persona, en este caso de los bebés. Lo bueno en todo esto es que el cuerpo tiene formas de advertir o alertar cuando tenemos las defensas bajas. Los padres deben estar atentos a las manifestaciones.

Es preciso establecer un plan para reforzar el sistema inmune en caso de que nos percatemos de algún problema o captemos la señal de alerta del cuerpecito de nuestro bebe. En los adultos las manifestaciones son cuadros de otitis, sinusitis neumonía, diarrea crónica, resfríos, pérdida de peso, infecciones virales, herpes, verrugas y otros.

Por otra parte la necesidad frecuente de antibióticos para tratar infecciones, el  desarrollo de abscesos persistentes, infecciones en la boca, piel u otras zonas visibles del cuerpo, son también alertas que advierten las defensas bajas. Vale extrapolar estos síntomas a un bebé a pesar de que algunas manifestaciones son propias de los adultos.

¿Cómo fortalecer las defensas de tu bebé?

Un bebé desde que está en el vientre de la madre recibe anticuerpos, a través de la placenta; estos anticuerpos lo resguardarán los primeros meses de vida. Se requiere que el bebé cree defensas poniéndose en contacto con microbios y es preciso hallar una estabilidad entre los microbios y el aseo pertinente.

El mecanismo de defensa madura y se vuelve resistente cuando el bebé está en contacto con microbios, ya que aprende a luchar contra ellos. De aquí la consideración de que deben dejarse por ratos en el piso, usar juguetes, que se los introduzcan en la boca, entre otros; la idea es que cree su barrera de defensa por medios naturales.

Hay algunas consideraciones que pueden asumirse para proteger la salud del bebé y levantar sus defensas. Los padres deben velar porque cada una se cumpla y sea satisfecha, en vista de la importancia que tiene la salud de los bebés; por ellos y por la tranquilidad de la familia.

Por esto tenga presente:

  • Considera la lactancia materna como una fuente de sustancias nutritivas, que elevan la inmunidad del bebé, así es que extiende el período de lactancia, prolóngalo hasta donde sea posible.
  • Sea prudente y no fume delante de los bebés, ya que es perjudicial para los pequeños, su sistema respiratorio es muy frágil.
  • Con respecto a los antibióticos si no son pre-escritos no los suministres y si lo son, debes tratar por todos los medios de dárselos a la hora que corresponde, en el tiempo indicado y con la dosis recomendada, ya que crean resistencia al mismo.
  • El bebé debe dormir el tiempo suficiente y lo recomendable es que el bebé entre 6 meses y 1 año duerma de 14 a 15 horas. Si el bebé es un recién nacido debe dormir entre 16 y 20 horas diarias.
  • Toma como medida que pintar las paredes de la habitación de tu bebé, de colores pastel y colocando una luz agradable en la misma, ayudará a consolidar su bienestar y sus defensas de forma positiva.
  • Existe evidencia de que la inseguridad y el estrés influyen de forma determinante en las defensas de un bebé y de las personas; por ello debemos desbordar todo el afecto, con abrazos, besos, demostración de cariño y amor. Debes crear un ambiente agradable, tranquilo y estable emocionalmente.
  • Las vacunas son sistemas de protección para el bebé, que le permiten crear anticuerpos por lo que generan protección ante enfermedades o en su defecto minimizan las posibilidades de contraerlas. Esto es lo que justifica el control de vacunas y la colocación oportuna.
  • Regular la temperatura de la habitación es importante, los extremos son perjudiciales para el bebé. Ventilar el espacio donde permanece el bebé, también vale la pena tenerlo presente; el aire fresco es saludable para el pequeño.

Planteadas estas recomendaciones es oportuno que tengas presente que es posible que tu bebé llegue a mostrar un sistema inmunológico afectado, por lo que una vez detectada la deficiencia  en el bebé, debe trabajarse para restablecerlo.

Este restablecimiento puede ser incluyendo una rutina de refuerzo, cuidados acordes y cambios de hábitos; para lo cual es preciso consultar a un médico y proceder a cumplir con sus ajustes y sugerencias, con el debido tratamiento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...