Audífonos para bebés

oido

La sordera es un problema que en mayor medida se detecta en la infancia temprana. Un registro revela que cinco de cada mil recién nacidos tienen pérdida auditiva, aunque eso no se revela hasta bastante tiempo después, dado que es muy difícil diagnosticarlo y aún más, tratarlo.

El pasado sábado hubo un avance respecto a este asunto, ya que el especialista Jorge Eduardo Almiro, del Hospital Militar central de Bogotá presentó en Pamplona, España, el resultado de su investigación. Se trata de una nueva audioprótesis invisible apta para menores, es decir, un nuevo modelo de audífonos para bebés.

Los audífonos para bebés fueron presentados en el marco del X Congreso Europeo de Otorrinolaringología Pediátrica ante más de 300 especialistas. La novedad representa una nueva forma de tratar esta discapacidad lo antes posible, dado que con el programa de detección precoz de sordera hay un nuevo núcleo de población que necesita este tipo de elementos auditivos.

La sordera o hipoacusia a edad temprana representa una serie de obstáculos en el desarrollo normal del crecimiento del pequeño, por lo que poseer un audífono lo antes posible representa una gran ayuda para superar todos aquellos problemas que pueden traer consigo la situación, y por ende, ayudar también a los padres a comunicarse con sus pequeños.

Los audífonos para bebés han sido exitosamente probados en 34 pacientes. Son invisibles, ya que se colocan detrás del oído y por debajo de la piel, y están dotados de un sistema de programación que cuenta con un software de adaptación y diagnóstico, un control remoto y batería con 15 años de duración. El niño comienza a oír, ya que los sonidos se recogen gracias a un micrófono de alta sensibilidad que se amplifica según las necesidades auditivas y se convierten en una señal eléctrica.

Un cable transductor es quien recibe esta señal y uno de sus extremos se encuentra en el oído medio, éste convierte las señales eléctricas en un movimiento mecánico que estimula los huesos del tímpano del oído, permitiendo de esta forma que la persona perciba el sonido. Hasta el momento, las pruebas han sido exitosas, y suponen un método más eficaz y menos invasivo de lo que suponen las intervenciones del implante coclear.

Los audífonos para bebés también funcionan en niños mayores y en adultos. Lo que llama la atención es que se trata de un método de audición que también pueden usar los infantes a edades muy tempranas y acompañarle durante su infancia, sin sufrir burlas o perjuicios a causa de su condición, dado que es completamente invisible, rompiendo las barreras sociales que pueden suponer otro tipo de audífonos externos.

Este tipo de audioprótesis se implanta en el hueso temporal con anestesia general y deja libre el canal auditivo, por lo que no hay riesgo de infecciones, de acoplamientos acústicos o distorsiones, y permite cualquier tipo de actividad con él, como la natación o los deportes.

Vía | ABC
Foto | Rumpletease de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...