Argo, la cuna que protege a los bebés de las radiaciones electromagnéticas

Argo es una cuna artesanal y futurista que protege a los bebés de las radiaciones electromagnéticas

Argo, la cuna que protege a los bebés de las radiaciones electromagnéticas

La constelación de estrellas Argo Navis ha servido a modo de inspiración para el diseño de la cuna más futurista. Más allá de la estética, su principal valor radica en la funcionalidad. Y es que, los bebés que duermen en ella están totalmente protegidos de las radiaciones electromagnéticas generadas por la telefonía móvil, la conexión WIFI, los electrodomésticos, etc.

¿Cómo es la nueva cuna Argo?

Los maestros ebanistas de Ludwig&Dominique y los diseñadores del Studio Noir Vif han necesitado un total de 18 meses para poder crear Argo. El aspecto de la cuna es 100% artesanal, fabricada en madera de nogal francés de primer nivel y un ligero tejido de cobre con diseño geométrico.

Este tejido, presionado contra la madera, forma una especie de barrera protectora ante las ondas electromagnéticas, las cuales están presentes en el día a día de los niños y pueden causar graves daños a su salud.

La cuna Argo tiene forma de barca, y está compuesta por un total de tres elementos: casco, popa y vela. El casco es el cuerpo, y tiene un estilo redondeado que resulta de lo más cómodo para garantizar que el bebé se encuentre cómodo y a gusto. La popa es muy parecida a la capota de un coche, fabricada en contrachapado de nogal. Uno de los detalles más curiosos de este invento es la impresión de la constelación Argo en el reverso de la popa.

Así, cuando la capota está cerrada, la popa se convierte en una célula transpirable capaz de filtrar las ondas electromagnéticas para que no afecten a la salud del bebé. Y, por último, la vela, formada por un velo transparente muy fino, que permite el paso del aire.

El proceso de fabricación de la cuna es totalmente artesanal. El tejido de cobre se obtiene a través de un proceso de pulverización térmica y enmascaramiento de vanguardia.

Estudios recientes han señalado que los efectos de las ondas electromagnéticas son acumulativos. Si bien es cierto que el grado de exposición de bebés y niños no alcanza los límites legales, más vale prevenir que curar. Así, la cuna Argo puede ser una gran solución para aquellos padres que deseen mantener a sus hijos alejados de las ondas.

Argo ha sido el nombre elegido por Noir Vif. Se refiere a la nave de la mitología que embarcó a Jason y los Argonautas protegidos por la diosa Atenea.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...