X

Aprende cómo despertar a tu hijo sin que se convierta en un problema

Una de las tareas más difíciles de la crianza es despertar a tu hijo, lo sabemos, por eso hoy te compartimos algunas claves esenciales para lograrlo, porque sí, puede llegar a ser una odisea despertarlos para ir al colegio: discusiones, llanto, rabietas, peleas con sus hermanos, olvidos, entre otras situaciones. La meta es salir de casa de buen humor, que toda la familia comience el día con buen pie y sin la irritabilidad que de por sí, acompaña el despertar temprano.

');

Las mejores estrategias para despertar a tu hijo

Aunque los fines de semana solemos despertar más tarde, los días de cole pueden llegar a ser un caos, aprender cómo despertar a tu hijo sin tanto esfuerzo, cómo lidiar mejor con ellos y todas las situaciones que pueden venir con el madrugar.

1) Enséñales una rutina

El crear una rutina desde la infancia ayuda a que en la edad adulta no cueste tanto el despertar temprano. Los niños, más que los adultos, necesitan de más horas de sueño ya que se encuentran en una etapa de aprendizaje y crecimiento, por eso debes crearles hábitos.

Irse a dormir también resulta difícil y puede ser un conflicto para algunos padres, lo que deriva en que los niños vayan tarde a la cama. Esto es lo primero que debes aprender y enseñarles, ayúdalos a relajarse, darse un baño, déjales una luz tenue, aléjalos de los aparatos tecnológicos y llévalos a practicar algún deporte, así tendrán menos energía por la noche y dormirán más rápido.

2) Tiempo de calidad

Los niños suelen detectar cuando estamos cansados, cuando queremos tener nuestro espacio y por ello, suelen poner resistencia para ir a la cama, por ello, siempre es bueno crear una atmósfera de comodidad, así conciliarán mejor el sueño: pregúntale por su día, lo que le gusta o disgusta, platícale sobre algo bueno que te haya pasado, cántale, lean un cuento; aparte de fortalecer su relación, les permite descansar mejor a ambos y que despertar a tu hijo no sea tan problemático.

3) Adelantar la elección de la ropa

Cuando los niños adquieren la capacidad de elegir lo que se quieren poner y ya muestran iniciativa de vestirse por sí solos, pueden llegar a demorar y las probabilidades de drama, regaños y apuros es muy alta, por eso te recomendamos que desde la noche antes le des algunas opciones según la estación y que tu hijo (a) elija lo que quiere usar.

Los fines de semana con más calma, te recomendamos que les ayudes y enseñes a vestirse más rápido y correctamente, debe sentirse confiado en que lo hará bien y gestione cada vez mejor su tiempo.

4) Planificación

Además de la ropa, enséñale a tu hijo (a) a organizar sus deberes desde la noche antes, que tenga ordenada su habitación para que encuentre fácilmente sus pertenencias, que tenga sus tareas listas, si debe llevar algo al colegio lo tenga listo, sus materiales guardados en la mochila, entre otros detalles que no deba olvidar antes de salir de casa, por ejemplo: su comida. Este tipo de actividades no solo les permitirá ser más rápidos para salir, sino que además incentiva su responsabilidad.

5) La forma en que lo despiertas

Despierta antes de la hora para despertar a tu hijo con calma, de forma cariñosa, con humor y con tiempo de sobra, recuerda que en principio hará sus tareas con lentitud y necesitará tiempo suficiente para estar listo, dale confianza de empezar bien su día y realizar su rutina sin apuros.

6) La rutina de despertar

Si tu niño (a) aún es muy pequeño, no puedes explicarle de tiempo, pero sí puedes comenzar a prepárale explicándole la rutina a realizar con imágenes. Esto resulta muy útil, luego de despertar a tu hijo ponle en una tabla, la secuencia de pasos a realizar para que no tengas que estar al pendiente o dándole ordenes, además aprende a gestionar su tiempo desde temprana edad.

7) Trabaja en tu autocontrol

Procura no perder la calma, despertar a tu hijo y esperar a que esté listo toma su tiempo, además pueden surgir imprevistos y ni que decir de sus ocurrencias, o excusas, características usuales en los niños que pueden poner de cabeza a cualquiera. No malgastes tu energía, resérvala para momentos en que realmente la necesites, al igual que los regaños.

8) Sentido del humor

Al igual que el autocontrol, contar con sentido del humor es fundamental para que animes a tus hijos cada mañana, de este modo realizar la rutina cada mañana, será una experiencia más agradable, cómoda, divertida, rápida y sencilla.

Nunca olvides que puedes negociar con ellos, aunque debas poner ciertos límites, negociar unos minutos de sueño, determinado bocadillo para la escuela, elegir la música en el auto, son aspectos que le animarán en su rutina y de este modo, tanto tu familia como tú podrán salir de casa con energía, buen ánimo y en armonía.

¡Comienza a poner en práctica estos pasos!

Categorías: Bebés
Etiquetas: despertarhijo