Antibióticos y eczema infantil

La revisión de varios estudios determina que el uso de antibióticos durante el primer año de vida de un bebé, incrementa el riesgo de sufrir eczema infantil.

Enfermedades infantiles

Un estudio desarrollado por expertos de la Facultad de Medicina de Northwestern (Estados Unidos), concluye que el uso de antibióticos durante el primer año de vida aumenta el riesgo de que los niños sufran posteriormente un eczema. El estudio es una revisión de otros estudios que se realizaron anteriormente, las conclusiones obtenidas sugieren que el riesgo de sufrir un eczema infantil se incrementa en un 40%.

Este estudio respalda la teoría de que los antibióticos son causantes de la destrucción de la flora bacteriana del intestino, responsable del desarrollo del sistema inmunológico de los bebés. A esto hay que añadir otra hipótesis relacionada con la higiene, en ella se indica que el sistema inmunológico de los pequeños no se expone a suficientes desafíos como para desarrollarse con más fortaleza, algo que ocurre en ambientes excesivamente limpios, esto incrementaría el riesgo de asma y alergias. Al respecto es interesante retomar la lectura del post Higiene infantil extrema, en su lectura destacábamos que se trata de una sobreprotección que no permite el ataque de virus y bacterias, creando un entorno prácticamente aséptico, por lo que el sistema inmunológico se desarrolla mucho menos.

El nuevo estudio determina una relación entre antibióticos y eczema infantil, estos fármacos no ayudarían a que el sistema inmunológico se desarrollara adecuadamente, por lo que su uso debería ser comedido y sólo en aquellos casos en los que realmente son necesarios. Se analizaron un total de 20 estudios, por un lado el uso de antibióticos durante el embarazo, y por otro el uso de estos fármacos durante el primer año de vida de los bebés. En el primer caso, no se constató ninguna asociación entre los fármacos que tomaban las madres y el riesgo de que los bebés sufrieran un eczema.

Sin embargo, en el segundo caso, sí se constató dicha relación, como hemos indicado el riesgo de sufrir eczema se incrementaba en un 40%, pero además hay que decir que el riesgo se incrementaba en equivalencia, a mayor uso de antibióticos mayor era el riesgo de padecer esta enfermedad. Recordemos que se trata de una afección de la piel con la que aparecen unas placas irregulares de color rojo que causan picor, especialmente en los pliegues de la piel. Cuando los niños se rascan rompen estas vesículas de las que sale pus y forma costras amarillentas, claro, que hay otros tipos de eczemas.

Teniendo en cuenta el alto índice de niños que padecen este problema que puede prolongarse hasta la edad adulta, es interesante profundizar en sus causas para poder reducir el riesgo lo máximo posible. Los expertos han determinado que el antibiótico que causa mayor impacto y riesgo de padecer la enfermedad es la amoxicilina. Ahora se generan nuevas preguntas y dudas que propiciarán nuevas investigaciones, los expertos explican que quizá en esta revisión se pasara por alto que algunos bebés ya tenían un eczema y por tanto más infecciones cutáneas que debían ser tratadas con antibióticos, algo que evidentemente alteraría los resultados obtenidos, sin embargo, también aclaran que se ha tenido en cuenta esa posibilidad y el porcentaje no se reduciría de forma significativa, por lo que se puede relacionar el uso de antibióticos con el riesgo de eczema infantil.

Seguramente y contando con esta base, se realizarán nuevos estudios (no revisiones) para poder constatar los resultados, recordemos que en ocasiones algunas investigaciones han arrojado conclusiones que posteriormente han sido desmentidas por otros estudios, por lo que una ratificación es necesaria. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica British Journal of Dermatology.

Foto | Seaniz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...