Amamantar reduce el riesgo de asma en la infancia

spaceballasma

Son muchos los estudios que se han realizado en base a los beneficios de la lactancia materna. Si bien los resultados son diversos, hoy en día sabemos que son muchísimos los beneficios resultantes de esta práctica, y ahora se sabe inclusive que amamantar reduce el riesgo de asma en la infancia.

Este dato ha sido confirmado en un reciente estudio, en el que fue posible corroborar que los niños alimentados de manera exclusiva con la leche materna durante los primeros cuatro meses de vida no presentaban tantos problemas respiratorios relacionados con el asma a lo largo de su desarrollo.

La lactancia materna transfiere proteínas que nutren al niño y le proporciona anticuerpos que lo protegen de posibles infecciones. Aunque no se sabe a ciencia cierta cómo influye en relación a la aparición del asma a largo plazo, lo cierto es que aparentemente los resultados son claros.

Los estudios que evidenciaron el hecho de que amamantar reduce el riesgo de asma en la infancia fueron realizados con niños alimentados exclusivamente de esta forma, teniendo en cuenta el tiempo de análisis necesario para analizar los efectos.

Cuatro mil niños suecos, desde el nacimiento hasta los ocho años, formaron parte de este intenso proyecto de investigación. El estudio tuvo en cuenta si los niños habían recibido lactancia mixta o exclusiva y durante cuánto tiempo, en cada caso en particular.

Los resultados mostraron que, mientras sólo un 12% de los bebés alimentados exclusivamente con leche de sus madres durante, por lo menos, los primeros cuatro meses de sus vidas, habían presentado un cuadro de asma hasta los 8 años; esta cifra se elevaba a un 18% en el caso de los bebés que habían sido amamantados de manera mixta y por un periodo menor.

Si analizamos las cifras, el estudio evidencia que los bebés que tomaron exclusivamente leche materna durante al menos los primeros cuatro meses de vida, tuvieron un 37% menos de riesgo de contraer asma hasta los 8 años de vida, descubriendo que la lactancia materna prolongada mejora el funcionamiento pulmonar.

Sin tener en cuenta factores externos como el tabaquismo en el entorno, el peso en el momento de nacer o las condiciones pulmonares desde el nacimiento, la investigación deja en claro que la lactancia materna es un factor protector contra el asma, tanto para que la enfermedad no se presente como para que lo haga con menor fuerza.

Foto | Stephanie1977 de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...