Alimentos sólidos en la dieta del bebé antes de los 10 meses

Alimentos sólidos a partir de los 6 meses

Según un estudio realizado por investigadores de la University of Birmingham (Reino Unido), si se realiza una introducción de alimentos sólidos en la dieta del bebé antes de los 10 meses, se mejoraría la capacidad de aceptar distintas categorías alimentarias que tienden a ser rechazadas, como por ejemplo las frutas y verduras. Los investigadores también indican que gracias a ello se reducirían los problemas de carácter alimentario.

El estudio se encuentra dentro de los parámetros y recomendaciones proporcionadas por la OMS y diferentes entidades que recomiendan que los alimentos sólidos no deben introducirse en la dieta de los bebés durante los seis primeros meses, a fin de evitar que puedan desarrollar diferentes tipos de alergias.

Para llegar a esta conclusión los investigadores tomaron los datos revelados por 7.821 madres de niños que habían nacido entre los años 1991 y 1992 para constatar cuáles eran sus hábitos alimentarios cuando contaban con 7 años de edad. Al parecer, aquellos niños que empezaron a consumir alimentos sólidos entre los 6 y 9 meses de edad, tenían una mayor riqueza alimentaria a los 7 años. En cambio, aquellos niños que comenzaron con los sólidos a partir de los 9 meses, eran más selectivos con los alimentos, siendo más reducida la variedad con los que se alimentaban.

Decíamos que los investigadores indican que se reducirían los problemas de carácter alimentario, como pueden ser por ejemplo las alergias. En este punto cabe destacar un estudio dado a conocer a primeros del año pasado en Med Wire News, en el que investigadores del Centro Nacional de Investigaciones para el Medio Ambiente y la Salud de Neuherberg concluían que retrasar la introducción de alimentos sólidos en el bebé no reducía el riesgo de padecer algún tipo de alergia alimentaria en un futuro.

Los resultados del estudio arrojan las siguientes cifras, un 12,1% de los niños comenzaron a recibir alimentos sólidos antes de los 6 meses de edad, un 69,8 por ciento entre los 6 y 9 meses y finalmente, al 18% restante se le introdujeron los sólidos en la dieta a partir de los 9 meses de edad. En los datos coteados se mostraba que a la edad de 7 años, el segundo grupo era más fácil de satisfacer con la comida que al tercer grupo y tenían una alimentación más variada. Los investigadores tuvieron en cuenta otros datos como el periodo de lactancia, el género, la primera dentición…, y ninguno de estos datos provocó variación en sus conclusiones.

Claro que los datos que ofrecen los investigadores, en nuestra opinión, no son muy concluyentes ya que las diferencias se establecen en un 10% y podrían estar sujetas a otras causas. Por otro lado, los estudios que son de carácter estadístico y basados en las respuestas de las madres, no son tan evidentes como lo puedan ser estudios en los que se han utilizado métodos científicos y no estadísticos para llegar a una conclusión. Por tanto será interesante conocer nuevos estudios que certifiquen la importancia de la inclusión de sólidos en la dieta del bebé a partir de los 6 meses de edad.

Puedes consultar los datos sobre el estudio en la publicación científica Maternal and Child Nutrition.

Foto | Niccy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...