Alimentación durante la lactancia materna

Dieta post parto

Disfrutar de una buena alimentación durante la lactancia materna garantizará que la leche materna ofrecida al bebé aporte la cantidad de nutrientes necesarios para que pueda desarrollarse correctamente. Recordemos además que los alimentos condicionan el sabor de la leche materna y una alimentación sana donde no falten productos frescos y naturales, permitirá proporcionar distintos matices de sabor en la leche materna, algo que permitirá en un futuro que el bebé reconozca los nuevos alimentos que se le introducirán en la dieta en cada etapa.

Realizar una dieta equilibrada es fundamental, aspectos como la cantidad y la calidad de los alimentos ingeridos condicionan el sabor y la producción de leche. Un documento de la FAO (Organización de las Naciones Unidas Para la Agricultura y la Alimentación) en el que se habla de la nutrición durante periodos específicos del ciclo vital (apartado lactancia), indica que es necesario aportar al organismo unas 1.000 kcal. para poder producir 800 mililitros de leche diarios.

Una madre que amamanta a su bebé y tiene un peso medio de 55 kilos, debería realizar una ingesta de alimentos equivalente a 2.710 kcal., las reservas nutricionales del organismo de la madre pueden estar limitadas a causa del embarazo o las posibles pérdidas de sangre durante el parto, por ello es necesario que la cantidad de alimentos sea la adecuada a fin de garantizar el bienestar de ambos, madre y bebé. El informe es muy instructivo y proporciona información detallada sobre los nutrientes que recibe el bebé, también podemos acceder a diferentes cuadros gráficos que nos mostrarán las cantidades de kilocalorías necesarias dependiendo de la edad del bebé.

De las 800 calorías mencionadas, una pequeña parte volverá a las reservas del organismo, otra parte se destinará a la elaboración de leche y el resto se destinará al mantenimiento del organismo de la madre. Los expertos aconsejan realizar cinco comidas al día en la alimentación durante la lactancia materna, desayuno bien nutrido, un tentempié, la comida, la merienda y la cena, así mismo es necesario aumentar la ingesta de lácteos y derivados para aportar a la leche elementos tan necesarios para el desarrollo del bebé como el fósforo o el calcio.

El aporte proteínico juega un papel muy importante en la calidad de la leche materna, por ello es necesario comer carne, huevos o pescado, tampoco deben faltar frutas y verduras, y deben ser alimentos predominantes, ya que aportan una gran cantidad de vitaminas, minerales o fibra necesarios para el desarrollo del bebé. Otro aspecto a tener en cuenta es el consumo de líquidos, el agua es una pieza fundamental en la alimentación de una mamá lactante y debe aportar a su organismo unos tres litros de agua (no otros líquidos) ya que determinadas bebidas como el té pueden reducir la producción de leche.

Nuestro consejo es consultar con el médico para conocer detalladamente la dieta que debemos realizar durante el periodo de lactancia, de este modo garantizaremos una gran calidad de leche que derivará en un estado y desarrollo óptimo del bebé.

Foto | Raphael Goetter

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...