Abandonar el pañal en verano

Dejar el pañal en verano

Con la llegada del verano y de las temperaturas cálidas, una gran cantidad de madres que tienen bebés de más de un año de vida intentan aprovechar la ocasión para que sus pequeños se abandonen el pañal, sin reparar en el hecho de que quizás aún es muy pronto para que el niño lleve adelante ese paso tan importante en su vida por lo que tal vez no sea tan buena idea abandonar el pañal en verano.

Es un hecho científicamente comprobado que todos los niños transitan en sus primeros años de vida por una serie de desarrollos normales, que le permitirán ir evolucionando en cuanto a sus capacidades en todos los ámbitos.

De esta manera, aprenderán a gatear, a andar, a comunicarse, a hablar y también a controlar sus necesidades. Todo a su debido tiempo y en el momento oportuno de acuerdo al desarrollo de cada niño.

Por ello, una de las mayores equivocaciones que suelen cometer muchas madres reside precisamente en intentar hacer que su bebé abandone los pañales cuando éste quizás no está preparado para ello, simplemente porque es verano y suponen que se trata de la mejor época para inculcarles el control de esfínteres al pequeño.

De acuerdo con los especialistas, la mayoría de los padres comenten este error, debido a que creen que cualquier momento es adecuado para quitar el pañal de forma similar que lo es para que su niño aprenda a cantar, a jugar y demás, cuando en realidad se trata de un proceso realmente complejo, que debe corresponder al desarrollo del bebé.

Incluso, cuando los padres insisten en hacer que el niño deje el pañal en verano, originan en el bebé un trauma que le conducirá a tener miedo a defecar, y a la larga este proceso puede llegar a ocasionar un trastorno psicológico aún más complejo, denominado Encopresis.

Por ello, es importante tener en cuenta las etapas de desarrollo de los niños, y ajustar nuestras ansias a la realidad de su evolución normal. Para ello, a continuación te acercamos algunos consejos publicados por la organización Kids Health:

“La mayoría de los niños están preparados para comenzar a quitar los pañales entre los 24 a 27 meses, pero algunos niños varían en su capacidad de aprender a controlar sus esfínteres.
¿Cómo saber cuándo está preparado para empezar?
Observe si: quiere agradar a los demás, tiene deseos de ser independiente, imita a los adultos, es capaz de comunicar sus necesidades y entiende las palabras ‘pipí y caca’, es habilidoso para andar, subir y bajar los pantalones, las evacuaciones se producen en un horario bastante predecible, tiene períodos de tiempo con el pañal seco, lo que significa capacidad para almacenar la orina, es capaz de seguir instrucciones verbales simples, demuestra interés en imitar a otros, es capaz hablando o con cambios en sus expresiones faciales de mostrar que sabe cuando su vejiga está llena o tiene ganas de defecar.
Si cumple estos requisitos empiece con tranquilidad. La edad media para hacerlo es entre los 18 meses y dos años y medio”.

No hay que pensar que el niño, necesariamente, debe abandonar el pañal en verano, sino cuando él esté preparado.

Vía | Kids Health
Foto | Juhan Sonin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...