¿A la playa con tu bebé?

Los rayos ultravioletas son peligrosos para todos, pero sobre todo para los niños. Las quemaduras que se producen en la infancia pueden tener consecuencias en la edad adulta, por lo que es importante conocer unas normas básicas de protección. Utiliza siempre cremas solares, gafas homologadas y evita la exposición prolongada durante las horas críticas del medio día.

Gorro, camiseta de algodón... ¡y gafas de sol homologadas!

Pese a que el sol es una de nuestras fuentes de vida, pese a que nos aporta vitamina D y fortalece nuestros dientes y huesos, una exposición directa y prolongada al mismo no es buena para nadie. Los mayores a veces nos olvidamos de tomar las precauciones necesarias para nosotros mismos, pero nunca debemos descuidar todo lo que se refiere a los más pequeños. Los efectos nocivos de los rayos ultravioletas pueden dejar secuelas, por lo que una gestión de las horas de sol se hace indispensable. Si estás pensando en ir a la playa estas vacaciones, no te olvides de seguir unos cuantos consejos para que todo marche con tranquilidad. No queremos que nadie vuelva rojo como un cangrejo.

Las consecuencias inmediatas de una exposición prolongada al sol pueden manifestarse en el niño a través de quemaduras, fiebre, náuseas o falta de apetito. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el cuerpo no olvida las quemaduras de nuestra infancia. Al contrario, las infracciones cutáneas funcionan de manera acumulativa. Esto significa que hay que tener mucho cuidado desde el primer momento, puesto que un exceso de sol en la infancia puede acarrear problemas a un plazo más largo. Para paliar este tipo de riesgos los seres humanos disponemos de un componente llamado melanina. Sin embargo, aquellos que no son de raza negra disponen de una melanina un tanto débil, por lo que es necesario reforzarla con productos adecuados para ello. Los protectores solares evitan que los rayos ultravioletas penetren en nuestra piel, sobretodo los UVA y los UVB, causantes del fotoenvejecimiento y del daño ocular el primero, y del cáncer de piel el segundo.

Existen varios tipos de protección, pero la indicada para los niños suele ser de «fuerte» a «total» (de 30 a +50), dependiendo de las características fototípicas del menor. A continuación vamos a darte unas cuantas pautas para que hagas un buen uso del protector solar y evites males mayores. En primer lugar, procura tener todo lo adecuado antes de iniciar tu jornada de playa, sobre todo una sombrilla y una nevera con mucha agua. Es importante que el niño esté bien hidratado, que beba mucho líquido y que coma fruta. Sería tambén conveniente que lo vistiéses con gorro, camiseta y gafas de sol, mojándole la cabeza de vez en cuando. Las prendas más indicadas son aquellas de algodón.

Con un recién nacido, las precauciones deben de ser extremas

Aplica la crema solar una media hora antes de salir, y no olvides ir reponiéndola por todo el cuerpo, sin dejar ninguna zona. No es adecuado que el niño esté más de media hora seguida bajo el sol, ni que se exponga entre las 12.00 y las 16.00. Una vez volváis a casa, haz que tu hijo tome una ducha y aplícale after sun o crema hidratante. Pese a que el niño esté moreno, las precauciones que te indicamos son igualmente necesarias y deben de seguirse al dedillo durante todo el verano. Es más, no solo en la playa. La ciudad y la montaña también entrañan sus riesgos solares.

En cuanto a los recién nacidos, los menores de un año no deben exponerse a la luz solar directa. Aplica protector de todas formas ya que, pese a permanecer debajo de la sombrilla, los rayos ultravioletas pueden reflectar en la arena e incidir en tu bebé. Evidentemente, una buena hidratación a base de agua o leche es necesaria, así como un pequeño gorrito. No es necesario que tapes en exceso al recién nacido ya que necesita estar fresco para evitar las olas de calor.

No dejes que las vacaciones se conviertan en un problema para la salud de tus hijos. Compra cremas de buena calidad y gafas de sol homologadas. Gestiona las horas de sol y evita el medio día, como ya te hemos dicho. De esta manera, tanto tú como ellos lo pasaréis mejor.

Niño en la arena por Gustty en Flickr

Familia por deanj en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...