¡Vuelve a vivir la Navidad como un niño gracias a Surchard!

Un experimento social planteado por Suchard te invita a recordar la Navidad como cuando eras pequeño con toda la ilusión que te hacía lo que tenía que ver con ellas. ¿Te animas a volver a tu infancia?

¿Te agobia la Navidad? Regalos, prisas, atascos, gente en todas partes, un montón de llamadas que hacer, un montón de cenas que preparar… y un largo etcétera de cosas para las que si no tienes tiempo debes sacarlo de donde sea. Si estás son las sensaciones generales que te produce esta época del año, creo que lo que tienen que contarte en Suchard te interesa. De hecho, diría que te va a encantar. ¿Por qué no ves la Navidad como cuando eras pequeño?

Para los niños, la Navidad es una época mágica, llena de alegría, de sorpresas, de regalos, de un montón de cosas con las que jugar, de las que reírse, con las que disfrutar del momento. Los adultos se preocupan solo de las cosas de mayores, las más aburridas, las más estresantes. Sin embargo, si tienes un niño en casa, solo tendrías que fijarte en lo que piensa de la Navidad y aprender a disfrutarla como él. Aunque sea un ratito. Te sentará de lujo.

El experimento social que se refleja en el anuncio de Suchard encaja en el significado de la Navidad entendido desde dos puntos de vista. Los adultos no han perdido el espíritu navideño, solo que lo han dejado aplacar por todos esos deberes que se supone que vienen incluidos con la Navidad. En lugar de eso, aunque haya muchas cosas por hacer para celebrarla como quieres, hay que recuperar esa mirada que tienen los pequeños, ésa que tú tenías un día, cuando tenías su edad. Esos ojos con los que disfrutar del momento, de las luces, de las reuniones, de colocar cada adorno en el árbol.

Suchar es una de las marcas de turrón preferidas, y los pequeños también disfrutan del turrón. Pero seguro que tú, cuando piensas en él piensas en ir a comprarlo, en la cola del súper o en tenerlo bien presentado para los postres cuando lleguen las noches de cenas con invitados. Así que, tal y como has podido ver en el vídeo, de lo que se trata es de cambiar el ángulo desde el que ves la Navidad. Si tienes un trozo a mano ¿por qué no pruebas simplemente a saborearlo con tus hijos y perderte en ese momento sin pensar en nada más? Eso es la verdadera Navidad. Y se te había olvidado. Pero es buen momento para recordarlo ¿No te parece?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...