Un 69% de los padres londinenses quieren que se prohíba la carne procesada en las escuelas

En el Reino Unido, muchas escuelas siguen la iniciativa del “Lunes sin carne”, pero, ahora los padres quieren ir más allá, así se demuestra en una encuesta en la que un 69% de los padres londinenses han manifestado su deseo de que se prohíba la carne procesada en las escuelas, a fin de mejorar la salud de sus hijos y contribuir a preservar el planeta.

Eliminar la carne curada de los  comedores escolares

Una gran mayoría de padres londinenses quieren que se prohíba la carne procesada en las escuelas, no quieren que en los menús escolares se sirvan productos como el jamón o el tocino, debido a la presencia de nitritos. Recordemos que este elemento, además de aportar sabor a los productos cárnicos, forma óxido nítrico tras unirse con los átomos de hierro de la mioglobina, reduciendo el desarrollo de sabores rancios en la grasa.

Pero la realidad es que detrás de lo que aparece como algo positivo para la industria alimentaria, se encuentra la amenaza del cáncer, recordemos que la carne roja procesada ha sido considerada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y concretamente por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC), como un alimento cancerígeno, por lo que es lógico que los padres no quieran que sus hijos consuman carnes curadas.

En la encuesta participaron 1.000 padres londinenses con hijos de edades comprendidas entre los 5 y 11 años, según los resultados, el 69% de los padres quieren que se eliminen las carnes procesadas de los menús escolares, y aproximadamente la mitad de los participantes abogaban por una prohibición total de las carnes curadas por motivos de salud. Hay que decir que, desde el año pasado, muchas escuelas londinenses llevan a cabo la iniciativa del “lunes sin carne”, ahora sólo falta su eliminación.

Las escuelas de Londres están tomando nota y poco a poco se suman centros escolares que deciden eliminar del menú este tipo de alimentos procesados, argumentando que con ello se mejora la salud de los niños, pero también la sostenibilidad. Lo cierto es que poco a poco se producen cambios en las escuelas de los países desarrollados, se puede citar como ejemplo las escuelas públicas de Nueva York (Estados Unidos), ahora participan en la iniciativa del “lunes sin carne”, en un esfuerzo por mejorar la salud de sus estudiantes. Y hay más, ahora se habla de prohibir todas las carnes procesadas en las escuelas de la ciudad de Nueva York.

En universidades como la de Londres y Cambridge ya no se sirve carne de vacuno en los menús, en las universidades de Westminster, East Anglia, Edimburgo y Ulster, se promueve el consumo de comida vegetariana y vegana con el fin de mejorar la salud humana y la salud del planeta, recordemos que la ganadería es una de las principales fuentes de gases de efecto invernadero.

En definitiva, se está produciendo un cambio importante que poco a poco avanza en los países desarrollados, las escuelas y universidades quieren que sus alumnos cuiden su salud y contribuyan en la preservación del planeta, es de suponer que este movimiento de la prohibición terminará siendo secundado por otros países del mundo como España, lo que supondrá un paso importante y significativo que beneficiará a todo el mundo.

Foto | Joann Choo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...