¿Tu hijo no come vegetales? Cambia ese patrón ahora mismo

hortalizas bebes

La elección y preparación del menú infantil puede causar preocupación a los padres. Por lo general se esfuerzan por proveerle la mejor alimentación a sus hijos, pero en ocasiones se enfrentan al rechazo de ciertos productos que son indispensables para su adecuada nutrición y desarrollo. Si tienes niños pequeños quizás te suene familiar este panorama, principalmente cuando se trata de verduras y vegetales, pero no te preocupes, puedes romper con ese patrón ahora mismo. ¿Cómo? Incluyendo a tus chicos en la selección de sus comestibles.

Estudios científicos han demostrado que 70% de los menores que hacen compras con sus papás, comen los vegetales que escogen y disfrutan más de los platillos que los contienen, así que allí tienes un excelente punto de partida. Presta atención a los siguientes trucos y verás cómo la situación mejora.

Nada de resignarse

Hacer que tus hijos tengan una dieta balanceada, que cubra sus necesidades, requerirá de tu mayor ingenio. Además, será importante que no te rindas a la primera.

El gusto por las hortalizas suele ser adquirido, así que prepárate para probar recetas distintas, que le atraigan por su textura, color y apariencia, y le animen a ingerir vegetales en al menos una de sus comidas del día.

Aprovecha cuando está distraído

La TV se destaca entre los mayores distractores. Los niños quedan absortos en sus programas predilectos y comen sin razonar qué se llevan a la boca. Entre las papas fritas pueden llevarse palitos de zanahoria sin notarlo.

Los expertos señalan que todos lo hacemos en alguna oportunidad, Así que no lo desaproveches. Actúa con naturalidad y pásale pequeños trozos de brócolis o coliflor.

La denominada “ceguera de falta de atención” será excelente para que los peques prueben nuevos alimentos. También vencerás el argumento del “no me gusta”, porque lo habrán comido antes.

No sólo como plato principal, también como snack

¿Tu hijo está disfrutando su tiempo de recreación? Ofrécele de buena gana una bandeja con verduras picadas, acompañadas de alguna crema. Licuados, palitos de verduras o chips ganarán su estómago.

Es muy probable que te acepten el gesto, mientras te cercioras que tengan la mejor alimentación de forma continua. En ocasiones, los papás reservan los vegetales para las grandes comidas, cuando se pueden repartir a lo largo del día.

Hazlo también cuando estén viendo su programa favorito o lleguen al momento de más tensión de la peli. Además, el extra de las cremas les dará un aire más “relajado” y menos impositivo a los comestibles.

Evita teatralizar el momento

Bien sea que tu peque comió con gusto una porción de ensaladas o apartó el brócoli en el plato, no exageres, actúa en todo momento con naturalidad. La ingesta de vegetales constituye un hábito que se debe reforzar poco a poco. De hecho, hay estimaciones que indican que se necesitan alrededor de 21 días continuos para establecer nuevos hábitos. Cuando empiezas con reprimendas o regaños, afianzas el problema.

Esto se debe a que tu hijo se negará en mayor medida a comer las hortalizas. En contraste, cuando lo llenas de halagos lo preparas para usarlo como “arma”. Por ende, cualquiera que sea el caso, tómalo con calma.

Al preparar los platillos, busca que sean fáciles de comer y de servirse.

¡Haz que cada comida sea entretenida!

¿Te parece un reto? Piensa en noches temáticas, con pelis, menús y demás. Crea platillos diferentes y dale a cada uno un nombre creativo. Así despertarás la curiosidad de tu hijo, mientras compartes más tiempo con él.

Estos consejos ayudarán a que tu hijo se siente con gusto a la mesa. Es esencial que esté exenta de peleas, riñas o señales de estrés. Pues a grandes y chicos les quitará el apetito.

En consecuencia, las presentaciones creativas, variedad de platos y colores ayudarán a relajar el ambiente. Como te decíamos al principio, será necesario hacer múltiples intentos.

Recuerda que tu ejemplo puede marcar la diferencia. Así que come de forma equilibrada, invítalo a hacer las compras contigo y a ser tu ayudante en la cocina. De esta forma tu hijo le tomará el gusto a los vegetales en su plato.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...