Pensar en los zumos, bebidas y batidos de fruta como alternativa saludable es un error

Algunos padres pueden pensar que los zumos, las bebidas y batidos de fruta son una buena alternativa a los refrescos azucarados, pero esto es un error, ya que el contenido en azúcares añadidos es elevado y no pueden formar parte de una dieta saludable. Un nuevo estudio desarrollado en el Reino Unido lo demuestra, muchas bebidas con base de fruta contienen cantidades elevadas de azúcares añadidos.

Zumos con azúcares añadidos

Muchos padres consideran que los zumos, bebidas y batidos de fruta son una alternativa saludable frente a los refrescos y otras bebidas azucaradas. El hecho de que estas bebidas contengan fruta hace que se perciban como más saludables, pero eso no quiere decir que lo sean, en realidad es un error. En el caso del Reino Unido, los resultados de una investigación publicada en la prestigiosa revista científica British Medical Journal (BMJ), concluye que casi la mitad de estos productos que se comercializan en el mercado y que están dirigidos a los niños, exceden la ingesta máxima de azúcar recomendada por la OMS y otras agencias de salud.

Según los resultados de la investigación, el contenido de azúcar en los zumos de frutas, los batidos y bebidas con fruta comerciales es inaceptable. Hasta un 40% de estas bebidas contienen 19 gramos de azúcar, prácticamente casi todo el azúcar que se puede consumir en un día. Hay que recordar que según la OMS, el máximo recomendado son 25 gramos de azúcar, y son recomendaciones para un adulto con un índice de masa corporal normal, por lo que por lógica esta cantidad debería ser inferior para los niños.

Los investigadores apuntan que más de la mitad de las muestras analizadas (64%) contenían la mitad del aporte máximo de azúcar recomendado. Hay que decir que cuando se habla de azúcar, los expertos se basan en la cantidad de diferentes tipos de azúcares presentes en las bebidas, fructosa, glucosa, sacarosa y azúcar, endulzantes que han sido añadidos por los fabricantes, por lo que se suman a la cantidad de azúcar que está presente en la fruta de forma natural.

Los expertos reconocen que el contenido de azúcar varía significativamente dependiendo de la bebida, con una media general establecida en 7 gramos por cada 100 mililitros de producto, pero discriminando según el tipo de bebida, el porcentaje se modifica, así, en el zumo de fruta 100% se registraron 10’7 gramos de azúcar por cada 100 ml., en cambio, en los jugos de fruta, la cantidad se redujo a 5’6 gramos. Los batidos de frutas son el tipo de bebidas que más azúcar contenían, superando a las dos categorías antes citadas, el promedio general se estableció en 13 gramos por cada 100 ml.

Para los investigadores, estos resultados son preocupantes, ya que la mayoría de los consumidores subestima el azúcar contenido en los tipos de bebidas citados. Los padres pueden sustituir los refrescos por estas bebidas y permitir un incremento del consumo por considerar que son más saludables, lo que aumenta la ingesta de azúcar de forma significativa. Por tanto, se sustituye un tipo de bebida por otra manteniendo el riesgo de que los niños sufran sobrepeso u obesidad, caries dentales y otras enfermedades no transmisibles.

Los expertos hacen un llamamiento a la industria de las bebidas para que dejen de añadir azúcares a estas bebidas que están dirigidas a la infancia sobrecargándolas de calorías que no son necesarias. También se recomienda sancionar a aquellas empresas que comercializan porciones demasiado grandes para los niños. Dado que recientemente se ha aprobado el impuesto de las bebidas azucaradas en el Reino Unido y que se ha anunciado que los zumos de fruta, estarán exentos de la aplicación del gravamen, los expertos piden que se reconsidere esta decisión y que estas bebidas también sean incluidas en la legislación a fin de poder obligar a los fabricantes a que las reformulen. Merece la pena recordar que en el año 2014 nos hacíamos eco de este estudio en el que se concluía que los zumos de frutas pueden contener más azúcar que un refresco de Coca Cola, por eso se puede considerar que la excepción realizada no tiene sentido.

Los investigadores recomiendan que se opte por las bebidas a base de fruta sin azúcares añadidos y sólo para ser consumidos de forma moderada u ocasional, otra medida es diluir el zumo de fruta con agua, aunque esta solución no creemos que sea tan bien aceptada. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en BMJ.

Foto | Wonderlane

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...