Leucemia infantil y carnes curadas

Alimentación y cáncer

Al parecer existe una relación entre el aumento del riesgo de padecer leucemia infantil y disfrutar de una alimentación en la que se contemplen las carnes curadas. Esta es una de las conclusiones desprendidas de la investigación realizada por un grupo de científicos de la Escuela de Salud Pública de Harvard (Estados Unidos), pero hay que decir que se trata de una conclusión preliminar, ya que aunque parece que existe tal asociación, no se sabe si realmente existe una relación causa-efecto.

Para el estudio se tomaron los datos de un grupo de 515 niños de Taiwán, de los que 120 padecían leucemia infantil. Cada niño o adolescente enfermo fue comparado con otros dos niños o adolescentes de la misma edad y sexo. Los investigadores tomaron datos sobre la dieta que mantenían todos los niños y se encontró una significativa relación, aquellos niños que disfrutaban de una alimentación rica en verduras y productos derivados de la soja, presentaban un riesgo significativamente menor de desarrollar leucemia.

En cambio, aquellos niños que disfrutaban de las carnes o pescados curados en su alimentación más de una vez por semana, presentaban un incremento del riesgo de padecer leucemia infantil de un 74 por ciento. Entre los alimentos curados que se contemplaban en el estudio se encontraban los hot dogs, la panceta, el jamón (no se especifica el tipo de jamón), etc., alimentos con altos contenidos en nitritos y nitrosaminas.

Las nitrosaminas son sustancias que se forman a partir de los nitratos que se añaden a los alimentos mencionados, estos compuestos tienen la finalidad de evitar el crecimiento bacteriano y especialmente de la bacteria Clostridium botulinum, responsable de la enfermedad del botulismo. Los nitratos también se utilizan para otorgar a las carnes curadas ese color rojizo característico. El caso es que las nitrosaminas son agentes cancerígenos, de ahí que se baraje la posible relación entre la leucemia infantil y carnes curadas.

Los investigadores muestran la importancia de realizar una dieta rica en frutas y verduras evitando comer en exceso carnes curadas como una medida protectora no sólo contra la leucemia, también contra otros tipos de cáncer y podríamos añadir para reducir la incidencia del sobrepeso y la obesidad infantil. Recordemos que frutas y verduras aportan al organismo diversos antioxidantes que previenen la aparición de enfermedades y reducen el efecto de los radicales libres.

Los expertos indican que los resultados obtenidos se pueden extrapolar a todas aquellas culturas en las que se utilicen como fuente de alimentación las carnes o pescados curados. Estos resultados han dado pie a nuevas vías de investigación, por ello será necesario esperar a nuevas conclusiones que puedan determinar con precisión la relación entre la alimentación y la aparición de la leucemia infantil.

Como medida preventiva y a la espera de nuevos resultados, será muy recomendable introducir a nuestros hijos en una dieta sana y equilibrada donde se encuentren presentes los alimentos frescos y en especial, frutas y verduras.

Puedes consultar más datos sobre el estudio a través de BCM Cancer.

Foto: Friday

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...