Las mejores frutas para los niños en verano

Las mejores frutas para que los niños tomen en verano, con un alto contenido en agua y un rico valor nutricional

Las mejores frutas para los niños en verano

Con el verano a la vuelta de la esquina, es importante que como padres sepamos cuáles son las mejores frutas para los más pequeños durante esta época. Uno de los aspectos más importantes durante los meses de calor es que los niños están bien hidratados, por lo que debemos favorecer el consumo de frutas ricas en agua.

¿Cuáles son las mejores frutas para los niños en verano?

A continuación hemos recogido las mejores frutas para los niños en verano. Tienen un valor nutricional muy alto y son bajas en calorías.

  • Sandía: la sandía es, junto con el melón, uno de los mejores alimentos para los niños durante la época estival. Un 95% de su composición es agua y, además, es una fruta muy baja en calorías y azúcares. Por lo tanto, es muy saludable. Se puede tomar como fruta o como zumo.
  • Melón: otro de los alimentos estrella en verano es el melón. Es muy refrescante para los más pequeños y, además, se compone en un 90% de agua. En cuanto a su composición, contiene más potasio que otras frutas como el plátano. A los niños les gusta mucho por su sabor dulce.
  • Melocotón: del mismo modo que las frutas anteriores, el melocotón está compuesto en su mayor parte por agua y, además, su aporte calórico es mínimo. Además, el melocotón cuida el aparato digestivo de los niños, favoreciendo el tránsito intestinal.
  • Fresa: otra de las frutas más consumidas en verano. Aporta 30 calorías por cada 100 gramos y contiene mucha agua. Una fuente muy rica de vitamina C, de modo que ayuda a fortalecer el sistema inmune de los niños, minimizando así el riesgo de que sufran resfriados y alergias.
  • Cereza: y, por último, la cereza, una fruta muy rica en vitamina A y C. Su aporte calórico es de 38 calorías por cada 100 gramos. Tiene propiedades antioxidantes gracias a su alto contenido en flavonoides, por lo que ayuda a mantener los radicales libres alejados del organismo de los más pequeños. No provoca alergia, por lo que los bebés pueden tomar cereza sin ningún tipo de problema.

Estas son las frutas que debemos dar a nuestros hijos en verano. Además de ser bajas en calorías, tienen un alto valor nutricional y aportan una gran cantidad de agua. Por lo tanto, además, de estar deliciosas, cuidan el organismo de los más pequeños y les aportan la hidratación que necesitan.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...