Las dietas vegetarianas pueden resultar peligrosas para los niños

En el Reino Unido los nutricionistas están preocupados por el aumento del seguimiento de las dietas veganas, no por los adultos, sino por los niños. Consideran que este tipo de dietas son peligrosas para ellos ya que no les aportan los nutrientes necesarios para un correcto desarrollo y les pueden provocar problemas de salud graves.

Dietas vegetarianas en la infancia

Nutricionistas del Reino Unido advierten que las dietas vegetarianas pueden resultar peligrosas para los niños por la falta de nutrientes, lo que puede derivar en daños irreversibles para el sistema nervioso. Parece ser que la razón de lanzar esta advertencia se debe al notable crecimiento que se está experimentando en el seguimiento de este tipo de dietas, por ejemplo, en los últimos 10 años el número de personas que siguen una dieta vegana se ha incrementado en un 360%, calculándose que más de medio millón de personas.

Si sumamos los diferentes tipos y grados de la dieta vegetariana la cifra es significativamente mayor. Las personas que siguen este tipo de alimentación lo justifican por varios motivos, reducir el consumo de carne para mejorar la salud, por las preocupaciones medioambientales, por razones éticas en favor de los animales o por motivos religiosos. El caso es que los niños necesitan recibir todo tipo de nutrientes para desarrollarse correctamente, la ausencia de carne, pescado o productos lácteos en su dieta, resulta devastador para los niños según comentan los nutricionistas.

En algunos estudios que se han realizado se constata que los niños que siguen este tipo de dietas están más delgados y menos desarrollados que los que comen una dieta variada y saludable, incluso los que siguen una dieta vegetariana que permite el consumo de leche, queso y huevos (ovolactovegetarianismo), están menos desarrollados que los que siguen una dieta normal.

Merece la pena recordar casos como la niña italiana de tres años que tuvo que ser ingresada en el hospital por tener un nivel muy bajo de hemoglobina, sufrir problemas de motricidad o falta de reflejos debido a la dieta vegana que le proporcionaban. También se puede citar otro caso en este país en el que unos padres proporcionaban a su bebé de 12 meses una dieta vegana que le causó, entre otros problemas, un severo cuadro de desnutrición y carencia grave de calcio. No es extraño que ante estos casos se presentara en el país un Proyecto de Ley para proteger a los niños de la dieta vegana.

Los expertos del Reino Unido comentan que no saben cuántos niños veganos existen, pero basándose en el cálculo del número de adultos, se cree que quizá ronde los 110.000 menores de 16 años. Hay que aclarar que no se va contra este tipo de dietas, los nutricionistas comentan que pueden ser perfectamente saludables, pero pueden provocar problemas de salud si no se siguen una serie de precauciones. Es imperioso que los niños reciban la cantidad necesaria de calcio, zinc, vitamina B12 y proteínas de calidad a fin de evitar que se puedan producir daños en la salud.

Posiblemente la mayoría de los veganos de hoy en día tomaron una dieta normal en su infancia que les aportó todos los nutrientes necesarios para el desarrollo, en cambio, con toda la buena intención del mundo, introducen a sus hijos en este tipo de alimentación privándoles de elementos esenciales que consideran que los aportan otros alimentos. Lamentablemente el aporte es muy inferior y no se adapta a las necesidades del desarrollo, de ahí que se puedan producir ingresos hospitalarios como los antes comentados.

Según leemos aquí, los nutricionistas aconsejan a los padres que proporcionan una dieta vegetariana a sus hijos, que busquen y sigan estrictamente los consejos de sus médicos y nutricionistas.

Foto | Or Hiltch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...