La importancia de la vitamina D en el embarazo

Asegúrate de alimentarte de forma equilibrada y darle a tu cuerpo todo lo que necesita durante el embarazo consumiendo vitamina D

alcohol durante el embarazo

Estar embarazada es una de las experiencias más maravillosas que puede vivir una mujer. Sin embargo, desde el momento en que te enteras que te encuentras en proceso de gestación también te llenas de responsabilidades para con la nueva criatura.

Desde ese momento tú eres la única responsable de los nutrientes y vitaminas que le transmite al pequeño con cada cosa que comes. Esto es un proceso vital para el correcto desarrollo de cada uno de sus sistemas y crecimiento.

Es por ello que debes asegurarte de alimentarte de forma equilibrada y darle a tu cuerpo todo lo que necesita para soportar los cambios. Una de esas cosas que necesita es la vitamina D, si quieres conocer un poco más sobre la importancia y riesgos que se pueden generar si no se cuenta con la cantidad suficiente de esta vitamina te invitamos a leer el siguiente artículo.

Qué sucede cuando se tiene deficiencia de vitamina D

La vitamina D es uno de los componentes esenciales para la formación de los huesos y el desarrollo del cuerpo en general. Su deficiencia puede llegar a traerle grandes problemas al individuo tanto en el aspecto inmunológico, como el metabólico y endocrino. Trae consigo raquitismo, diabetes, esclerosis y hasta potencia la posibilidad de sufrir cáncer.

En el caso de las mujeres embarazadas puede causar grandes riesgos a la hora del parto por padecer de preeclampsia, crecimiento intrauterino restringido, diabetes entre otros. Adicionalmente, durante los nueve meses del embarazo es posible que provoque problemas relacionados al desarrollo del feto.

No obstante, a pesar de estas graves consecuencias que pueden traer consigo la falta de este poderoso componente, más del 60% de las mujeres embarazadas en España sufren de una deficiencia de vitamina D.

Otras etapas de la vida

El consumo de vitamina D es vital a lo largo de la vida, dado a que desde niños nos ayuda a que nuestro organismo funcione correctamente y sea inmune a agentes nocivos externos. Es por ello que aún en la vejez la falta de este componente puede ser bastante perjudicial. Dado a que su déficit nos hace propensos a sufrir de enfermedades como:

  • Diabetes.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Osteoporosis.
  • Cáncer de mamas.

Es por ello que se vuelve tan importante el consumo equilibrado de productos que contengan este poderoso componente como lo son el pescado, el huevo, hígado, queso, entre otros. Cuida tu vida y la de tu pequeño con una dieta balanceada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...