Es necesario promover el consumo de leche entre los niños

Una investigación demuestra que la leche ayuda a controlar el peso corporal de los niños, por ello los expertos consideran que es necesario promover el consumo de leche, y a su vez limitar el consumo de refrescos y bebidas azucaradas.

Beneficios de la leche

Según un estudio realizado por investigadores daneses y australianos, es necesario promover el consumo de leche entre los niños por dos razones principales, puede ser una magnífica alternativa a las bebidas azucaradas y contribuye a mejorar el IMC (Índice de Masa Corporal) alejando a los niños del riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad.

Los expertos explican que la leche es rica en nutrientes esenciales para el crecimiento de los niños, contribuye a mejorar la salud en general y tiene efectos positivos en la regulación del peso corporal. En la investigación se realizó un seguimiento durante más de 18 meses a 366 niños daneses con edades comprendidas entre los 2 y los 6 años, estos niños tenían predisposición a sufrir sobrepeso por varios motivos, por tener una madre que sufría sobrepeso u obesidad antes del embarazo, por vivir en una familia con una situación socioeconómica precaria o por haber nacido con un peso elevado.

Durante el tiempo del estudio los niños tomaron 100 gramos de leche en sustitución de 100 gramos de bebidas azucaradas (refrescos, zumos, etc.), esta sustitución provocó un cambio significativo en el IMC. Los resultados de este estudio sugieren que el peso corporal de los niños con predisposición a padecer aumento de peso, sea de origen biológico o social, puede ser modificado, teniendo en cuenta que se han de adoptar estrategias para luchar contra el sobrepeso y la obesidad infantil, los expertos abogan por disuadir a los niños para que beban leche en vez de otro tipo de bebidas.

Consideran que es necesario asesorar a los padres explicándoles todos los beneficios que ofrece la leche en el desarrollo de los niños y en la prevención de enfermedades y problemas como el exceso de peso. En el estudio también se analizaron las denominadas bebidas de dieta (sin azúcar) en sustitución de los refrescos y bebidas azucaradas, realizándose el mismo procedimiento llevado a cabo con la leche. Si bien es cierto que contribuyeron a un cambio en el IMC, explican que no son recomendables para los niños debido a la presencia de edulcorantes artificiales, cafeína y un alto nivel de acidez, pudiendo provocar diferentes problemas bucodentales.

Es necesario limitar la ingesta de bebidas azucaradas y refrescos a los niños, como ya hemos comentado en otras ocasiones, provocan el aumento de peso y otros problemas de salud, recordemos que un refresco contiene hasta 10 cucharaditas de azúcar, lo que sobrepasa con creces la recomendación de la OMS sobre la ingesta diaria de azúcar. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica British Journal of Nutrition.

Foto | Caza_Nº_7

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...