El consumo de pescado podría aumentar la tasa de fertilidad

Según los resultados de una investigación estadounidense, el consumo de pescado podría aumentar la fertilidad en aquellas parejas que buscan concebir un bebé de forma natural y sin ayuda de los médicos. Parece ser que las parejas que consumían dos raciones de pescado por semana tenían más probabilidades de concebir un bebé, y en menos tiempo, que las que consumían una ración o menos.

Pescado y fertilidad

Según los resultados de una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), el consumo de pescado podría aumentar la tasa de fertilidad y facilitar que las parejas pudieran concebir antes un bebé. Los expertos comentan que, según los resultados, el consumo de pescado y marisco puede ayudar a mejorar la calidad del esperma, la ovulación y otros aspectos relacionados con la fertilidad.

En este estudio participaron 501 parejas que intentaban tener un bebé por los medios tradicionales y sin ningún tipo de ayuda médica. Los investigadores recabaron información sobre la dieta que seguían, así como sus hábitos de vida y el número de veces que tenían relaciones sexuales para intentar concebir un bebé. Se realizó un seguimiento a estas parejas durante un plazo máximo de un año o hasta que lograron la concepción.

Según los datos obtenidos, los hombres que consumían dos o más raciones de pescado a la semana tenían que esperar hasta un 47% menos de tiempo para lograr la concepción, en el caso de las mujeres, el porcentaje se elevaba hasta el 60% en comparación con las mujeres que consumían una o ninguna ración de pescado semanalmente. Los investigadores comentan que las parejas que consumieron más pescado tenían relaciones sexuales un 22% más de media que las parejas que consumían poco pescado.

Este último dato parece concluir que el pescado y el marisco contribuyen a aumentar el deseo sexual, lo que podría hacer pensar que con más relaciones sexuales mayor sería la probabilidad de lograr la concepción. Sin embargo, los expertos apuntan que, descartando este factor de sesgo, la asociación persistía, aunque la frecuencia en las relaciones sexuales fuera menor, el consumo de pescado aumentaba las probabilidades de concebir un bebé. Tras un seguimiento de 12 meses se constató que el 92% de las parejas que realizaron un consumo semanal de dos raciones de pescado lograron la concepción, en el grupo de las parejas que consumieron menos cantidad de pescado el porcentaje de concepción se estableció en un 79%.

En este trabajo se recabo información sobre la edad de los participantes, el nivel educativo, el consumo de alcohol y tabaco, la actividad física, así como de otros factores que podían influir en la fertilidad, para poder descartarlos y evitar resultados alterados. De todos modos, es un estudio bastante pequeño e incompleto, ya que incluso los investigadores comentan que no se ha podido determinar el mecanismo que favorece la mayor tasa de concepción. Por cierto, se aprovecha el estudio para recomendar el consumo de pescado y no temer al contenido de metilmercurio, especialmente de especies en las que se ha constatado que el nivel de mercurio es reducido.

Se considera que el pescado puede ayudar a mejorar la calidad del esperma, la ovulación y otros factores implicados en la concepción, o quizá, que las parejas que consumen pescado pasan más tiempo juntas, por lo que se hablaría de una relación causal de origen conductual y no biológico. Con estas últimas palabras queda claro que es necesario realizar nuevas investigaciones que puedan arrojar respuestas y no teorías o preguntas sin respuestas.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

Foto | Tim Sackton

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...