Dependiendo de su edad, estos alimentos están prohibidos para tus hijos

Los niños son muy delicados, debes tener cuidado con lo que comen, es por eso que estos alimentos no deberían consumirlos

Cuidado, estos alimentos deben ser prohibidos para tus hijos

Cuando somos padres queremos darles a nuestros hijos a probar diferentes alimentos y más si estos nos ven a nosotros comerlos y nos piden. Sin embargo, esto es un error que en especial los padres primerizos cometen. Lo ideal es ofrecerles una comida saludable y equilibrada.

De acuerdo a su edad hay que alimentar a nuestros hijos

Una dieta infantil acertada, debe tener en cuenta de que no todos los alimentos son aptos para los más pequeños. Es por ello que aquí te diremos cuáles son esos alimentos que están prohibidos para tus hijos, de acuerdo a expertos, de acuerdo a las diferentes edades, lo que no puede consumir un niño de seis años, tampoco podrá tomarlo otro de menor edad.

Leche de vaca

Si tu bebé aún no tiene un año, el único tipo de leche que debe ingerir es la materna y la artificial, ya que estas cuentan con los componentes adecuados para su edad. Mientras que la leche de vaca posee un exceso de proteínas y minerales que pueden causar sobrecarga en sus riñones.

Bebidas vegetales

Si tu hijo aún no tiene un año, olvídate de darle alguna bebida a base de avena, quinoa, arroz, soja, coco, almendras… Cuando ya pasa esta edad, los pediatras sugieren que se comience a hacer de forma sin convertirlo en sustituto de alimentos de un mayor valor nutricional, como la leche materna.

Sal

Cuando el bebé aún no ha alcanzado sus doce meses, sus riñones aún están en proceso de maduración, por lo que el consumo de la sal no es recomendable, además de que altera el sabor de los alimentos que están descubriendo por primera vez. Si se tratan de alimentos procesados, lo recomendables es tener en cuenta el etiquetado:

  • Alto contenido en sal: 1,25 gr. de sal o 0,5 gr. de sodio por cada 100 gr. de producto.
  • Bajo contenido en sal: menos de 0,25 grs. de sal o 0,1 de sodio por cada 100 grs. de producto.

Azúcar

Así como la sal, el azúcar también altera el sabor de los alimentos, además de que es un alimento innecesario, tanto en la dieta de los niños como en la de los adultos.

Se le suma que es cariogénico, desmineraliza, no tiene un aporte nutricional, es adictivo y se le asocia como causante de la obesidad infantil. Entre más tiempo puedas evitar su consumo por tu hijo mejor.

Miel

Evitar el consumo de miel de abeja ni de caña a menores de 12 meses, ya que pone en riesgo de botulismo, una enfermedad de poca prevalencia, pero potencialmente fatal, de acuerdo a la Asociación Española de Pediatría, la Asociación Americana de Pediatría y el Instituto Nacional de la Salud en EEUU

No se recomienda para menores de tres años, por ser cariogénica, es decir, eleva el riesgo de padecer caries. Pero si ya lo has hecho, es importante extremar las medidas de higiene bucodental a continuación.

Espinaca

De acuerdo a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición y la Asociación Española de Pediatría, señalan que el consumo de espinaca por un bebé puede ser muy perjudiciales para su salud, debido a sus altos niveles de nitratos.

El problema que causa es que reduce los nitritos en el cuerpo humano que, en altas concentraciones pueden originar metahemoglobinemia. De hecho tanto para  niños y sobre todo en bebés, tan solo el consumo de pequeñas cantidades podría desencadenar trastornos graves. Estos bebés y niños de corta edad que son expuestos a altas concentraciones de nitratos a través de la dieta, pueden sufrir el “síndrome del bebé azul”.

Acelgas


Como la anterior, la acelga posee altos niveles de nitratos perjudiciales para la salud de los bebés. Si se quiere incluir acelgas (o espinacas), la Agencia Española de Seguridad Alimentaria recomienda que el contenido de estas verduras no sea mayor del 20% del contenido total de la ración de comida de un bebé.

Remolacha

Omitir esta verdura durante todo el primer año de vida del bebé, ya que de acuerdo al Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría durante el primer año de vida del bebé, por sus altos niveles de nitratos.

Si tus hijos ya tienen entre uno a tres años, lo que se recomienda es no dar más de una ración de estas verduras al día, en el caso de que el niño presente infecciones gastrointestinales evitar ese alimento.

Alimentos picantes

Puede ser algo lógico. Pero efectivamente, de acuerdo al Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría incluye los alimentos picantes o muy especiados no se recomiendan para niños menores de un año. El paladar de ellos es mucho más sensible, no están acostumbrados a sabores fuertes y picantes, además, podría causar reacciones adversas. Su introducción se puede hacer luego del primer año y de forma paulatina (empezar con poco).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...