Casi el 75% de los alimentos con base de arroz para la infancia de Australia, contiene demasiado arsénico inorgánico

Una investigación realizada en Australia muestra que casi el 75% de los alimentos con base de arroz para la infancia, contienen demasiado arsénico inorgánico, superando con creces los valores impuestos en regulaciones como la de la Unión Europea. Los expertos advierten que los menores australianos consumen demasiados productos con base de arroz, por lo que tienen un elevado riesgo de sufrir problemas de salud ahora y en un futuro.

Arroz y arsénico inorgánico

Según los resultados de una investigación realizada por la RMIT University (Australia), casi el 75% de los alimentos con base de arroz para la infancia de Australia, contiene demasiado arsénico inorgánico. Los expertos apuntan especialmente a los snacks con base de arroz, indicando que los valores superan a los establecidos en la Unión Europea, siendo un dato muy preocupante porque se sabe que el arsénico inorgánico es carcinógeno y a pesar de que existen regulaciones, apuntan que en realidad no existe un umbral de seguridad.

Hay que tener en cuenta que los productos con base de arroz suelen ser más consumidos por los menores que por los adultos, lo que supone un riesgo más elevado de ser expuestos al arsénico inorgánico y sufrir sus consecuencias. Una exposición crónica a este elemento puede causar varios problemas de salud, como enfermedades del corazón, diabetes, daños en el sistema nervioso, problemas de desarrollo, en el sistema inmunológico o cáncer, entre otros, de ahí que los investigadores alerten sobre el problema.

Según las directrices australianas, los cálculos sobre los límites de seguridad están realizados en base al consumo que realizan los adultos, por lo que no son aplicables a consumidores más sensibles y de mayor riesgo como pueden ser los bebés y los menores de cinco años. En la investigación se recogieron 39 muestras alimenticias con base de arroz procedentes de diferentes supermercados australianos, muestras que se clasificaron en cuatro tipos, leche en polvo, cereales con base de arroz, galletas con base de arroz y pasta de arroz.

El conjunto de productos alimenticios pertenecía a diferentes marcas y países de origen, también se incluían diferentes tipos de arroz, integral, blanco, de producción industrial y ecológico. Para determinar la concentración total de arsénico se utilizó ácido nítrico y la metodología analítica ICP-MS, para conocer el volumen de arsénico inorgánico se procedió a su extracción con el ácido y se llevó a cabo un análisis ICP-MS, técnica de análisis inorgánico elemental e isotópico, capaz de determinar y cuantificar la mayoría de los elementos de la tabla periódica.

Los investigadores descubrieron que la leche con base de arroz en polvo era el producto con una mayor concentración de arsénico orgánico, le siguen la pasta de arroz, los cereales y finalmente las galletas. El 88% de las muestras tenían una concentración total de arsénico por debajo del nivel recomendado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Pero hablando de arsénico inorgánico, las concentraciones fueron especialmente elevadas en la leche en polvo, la pasta y las galletas, un 75% de las muestras superaban con creces las recomendaciones establecidas en las directrices de la UE.

Un dato interesante es el hecho de saber que el arroz integral, del que se habla como un producto más saludable que el arroz blanco, contenía mucho más arsénico inorgánico que el arroz blanco. Por países, los productos con base de arroz con mayor cantidad de arsénico inorgánico procedían de Estados Unidos, los productos elaborados en Australia tenían una concentración media y los importados de países como China tenían las concentraciones más bajas.

Los resultados muestran que los niños y niñas australianos ingieren arsénico inorgánico, ya que comen muchos productos con base de arroz, lo que inevitablemente tendrá un impacto en su salud presente y futura. Por todo ello, los expertos solicitan una regulación más estricta que obligue a las empresas a reducir los valores de arsénico inorgánico, al menos a los establecidos en la UE. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo de la revista científica International Journal of Environmental Research and Public Health.

Foto | Visa Kopu

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...