9 alimentos que tu bebé puede comer durante el primer año

La alimentación de los lactantes es un tema delicado, pero con estos consejos sabrás llevarlos de los teteros a las papillas de la manera más sana posible.

alimentos bebe

Nada más importante que la alimentación, para garantizar el sano crecimiento de los niños. La lactancia exclusiva desde el nacimiento hasta los seis meses es, según la Organización Mundial de la Salud, el método de nutrición más idóneo para favorecer su desarrollo sensorial y cognitivo, y protegerlo de infecciones y patologías crónicas.

A partir de allí, inicia una nueva fase que amerita la incorporación de frutas, vegetales, pescados y otros comestibles que contribuyan a la formación de sus sistemas digestivo, nervioso, renal e inmunitario. El suministro debe ser progresivo, para que los bebés puedan ir asimilando aromas, texturas y sabores que los llevarán a mejorar su paladar, y a desplegar su psicomotricidad fina, al querer tomar la comida con las manos.

Los alimentos aptos para tu bebé a los 6 meses

Que, ¿cuáles son las opciones? A continuación se presenta una lista con 9 rubros que pueden añadir a la dieta después del sexto mes, aunque sin prescindir de la leche materna como alimento principal.

Cereales

Aportan minerales, ácidos grasos, proteínas y vitaminas como la tiamina, que convierte carbohidratos en energía. En principio se sugiere elegir aquellos que no contengan gluten (tapioca, maíz y arroz), y colocar dos cucharaditas en el biberón junto con la leche. Paulatinamente, se puede aumentar la cantidad para la preparación de papillas espesas, que se podrán suministrar con cuchara, a medida los pequeños superen el nivel de succión.

Una vez familiarizados con esos primeros sabores, se puede probar con otros cereales, esta vez con gluten, como centeno, trigo, avena o cebada, preferiblemente sin cacao o miel.

Frutas

Lo ideal es seleccionar de uno en uno y probar durante varios días, para corroborar que sean de su agrado y tolerancia. Se recomiendan pera, plátano, melocotón y manzana, en crudo o en compotas.

Hortalizas y verduras

Trituradas o en papillas son estupendas porque benefician el tránsito intestinal y aportan vitaminas. boniato, papa, zanahoria, calabaza, calabacín, puerro, apio, tomate y brócoli. Cada alimento se debe agregar por separado hasta que su organismo se vaya adaptando. Hay que iniciar con puré y luego con trocitos cuando empiecen a masticar.

Carnes

A partir del séptimo mes los niños pueden aprovechar los beneficios del zinc, hierro, vitaminas y grasas que confieren las carnes. 40 gr de pollo al día es una buena porción para iniciar. Se puede triturar junto con los vegetales o utilizar el caldo. 

Lácteos

Desde el octavo mes se pueden sumar al menú para proporcionar calcio, proteínas y vitaminas A y D. Los médicos aconsejan comenzar con yogures naturales poco ácidos y con escasa azúcar, para mejorar la absorción de calcio y regularizar el intestino de los bebés. Los quesos suaves como el requesón son también buenas alternativas.

Pescados

En el noveno mes pueden comenzar a ser protagonistas de la dieta infantil. En cada bocado los niños estarán ingiriendo minerales, proteínas, omega 3 y vitaminas. Lenguado, merluza o pescadilla y otras especies de piel blanca son las indicadas. Solo a partir de los 18 meses se puede añadir atún, salmón o caballa.

Huevos

A los diez meses se le puede dar a probar la yema, y al año el resto del contenido del huevo. Se incorporan por separado porque la ovoalbúmina, proteína de la clara, puede provocarle una reacción alérgica si se le da antes de tiempo. Se aconseja partir con un cuarto de yema hervida. Una semana después se le puede dar la mitad, y al mes la porción entera.

Legumbres 

Los niños pueden estar aptos para comer legumbres a los 11 meses. Lo mejor es prepararlas cocidas tras quitarles la piel, y agregarlas a purés o arroces. Lentejas, garbanzos y, por último frijoles. En ese orden es lo apropiado.

Leche de vaca

Se recomienda que la consuma entera a partir del año, porque así podrá aprovechar todos sus nutrientes. Se pueden añadir otros lácteos, pero sin azúcares, chocolates y aromas o químicos artificiales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...