5 alimentos peligrosos para los niños

¿Sabes cuáles son los alimentos peligrosos para los niños que debes evitar?

alimentos peligrosos para los niños

En los últimos años, el número de niños obesos ha aumentado de forma notable en todo el mundo, debido en parte a hábitos de vida poco saludables. Existe un mito muy generalizado que señala que es importante comer de todo para que los niños crezcan fuertes y sanos. No obstante, hay una serie de alimentos peligrosos para los niños, que es mejor evitar.

La obesidad infantil es un problema actual que puede causar graves trastornos de salud en los más pequeños, tanto en su infancia como en su vida adulta: enfermedades cardiovasculares, problemas de circulación, diabetes, etc.

¿Cuáles son los alimentos peligrosos para los niños?

  1. Refrescos: tanto las bebidas energéticas como los refrescos azucarados son alimentos que los niños no deben consumir. Contienen altas cantidades de azúcares y no aportan ningún tipo de nutrientes al organismo. Mejor optar por zumos naturales elaborados con frutas en casa.
  2. Comida rápida: la conocida como comida rápida contiene muchos conservantes y grasas trans. Sustancias que en ningún caso resultan beneficiosas para la salud, tanto a nivel físico como mental. Además, este tipo de alimentos aportan una gran cantidad de calorías vacías.
  3. Bollería industrial: en la sociedad actual muchos padres recurren a la bollería industrial para el desayuno o la merienda de sus hijos. No obstante, son alimentos peligrosos para los niños porque contienen azúcares, grasas trans y conservantes. Su valor nutricional es prácticamente nulo y, además, tienen muchas calorías.
  4. Palomitas de maíz: las palomitas de maíz, del mismo modo que otros alimentos precocinados, contienen muchos conservantes, grasas trans, sodio y azúcar, además de diferentes potenciadores del sabor. Además, es fácil que los niños pequeños se atraganten con ellas.
  5. Frutos secos: los frutos secos son alimentos muy beneficiosos ya que contienen nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo. No obstante, no es recomendable que los tomen niños menores de tres años porque el riesgo de atragantamiento e alto. Los expertos recomiendan tomarlos a partir de los cinco años, siempre bajo vigilancia de un adulto y en pequeñas cantidades.

Es importante prestar especial atención a la alimentación de nuestros hijos, evitando los alimentos peligrosos para los niños. Debemos apostar por comidas caseras, favoreciendo el consumo de alimentos saludables como las verduras, las frutas, el pescado, etc. De esta manera nos aseguramos de que crezcan sanos y fuertes y, además, minimizamos el riesgo de que sufran enfermedades como la diabetes o la obesidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...